Concentración en San Sebastián contra la retirada de la AGI en Gipuzkoa


Denuncian que la Diputación «deja sin recursos a los más débiles y vulnerables a partir del 1 de julio»

Una concentración, secundada por Podemos, EH Bildu, e IU-Ezker Anitza, entre otros colectivos, ha expresado este viernes en San Sebastián su rechazo a la “inadmisible” retirada de la Ayuda de Garantía de Ingresos (AGI) instaurada en la legislatura pasada en Gipuzkoa por el Gobierno foral de Bildu.

La protesta, que ha tenido lugar esta tarde ante el palacio de la Diputación de Gipuzkoa, ha contado además con el apoyo de sindicatos como ELA, LAB y CCOO, y colectivos como SOS Racismo, STOP desahucios, y la Coordinadora de Plataformas Contra la Incineradora, entre otras asociaciones.

En la concentración han tomado parte distintos representantes políticos como el portavoz juntero de Podemos-Ahal Dugu, Juantxo Iturria; el de EH Bildu, Juan María Olano; la coordinadora general de IU-Ezker Anitza de Gipuzkoa, Arantza González; el dirigente de Sortu Joseba Permach, la representante de EA Ikerne Badiola, el de Aralar Ernesto Merino y el de Alternativa Xabi Soto, entre otros.

La Diputación pone fecha de caducidad a la AGI, no aceptará nuevas demandas a partir del 1 de julio
Los participantes se han concentrado detrás de dos grandes pancartas, en las que figuraban los lemas: “Todos los derechos para todas las personas, no a los recortes” y “Pensiones dignas 1.080 euros. Reparto de la Riqueza”.

Durante el acto, los congregados han coreado gritos como: “Contra la pobreza más gasto social”, “No a los recortes” y “A Panamá ni un euro más”, tras lo que han difundido un comunicado en el que critican “el decreto del Gobierno foral de Gipuzkoa que deja sin recursos a los más débiles y vulnerables a partir del 1 de julio”.

El pasado martes, la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña (PNV), anunció que a partir de esta fecha no se aceptarán nuevas solicitudes para obtener la AGI, que desaparecerá al finalizar 2018 en Gipuzkoa en sus actuales términos.

Fuente: Diario Vasco