Misil hipersónico de China desafía la capacidad de EEUU y la OTAN


China prueba con éxito un misil hipersónico de muy largo alcance, desafiando así la capacidad de sus homólogos de EE.UU. y la OTAN.

Un cazabombardero de la Fuerza Aérea de China.
Un cazabombardero de la Fuerza Aérea de China.

“Este misil superaría fácilmente a cualquier misil aire-aire estadounidense o de cualquiera de sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)”, informó el portal norteamericano Popular Science en su edición del miércoles.

El nuevo misil chino, equipado con un potente motor, es capaz de alcanzar velocidades de Mach 6 y tiene un alcance de unos 480 kilómetros mientras que el actual misil aire-aire más letal en servicio operacional, es decir, el Meteor de la Fuerza Aérea de Suecia, llega a velocidades de Mach 4 y un alcance de más de 100 kilómetros.

Este misil superaría fácilmente a cualquier misil aire-aire estadounidense o de cualquiera de sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)”, informó el portal norteamericano Popular Science.

La prueba, cuenta la fuente, se realizó a principios del mes en curso cuando un cazabombardero chino modelo J-16 disparó un misil aire-aire de muy largo alcance (VLRAAM, por sus siglas en inglés) y apuntó contra un avión no tripulado (dron) que se encontraba a varios cientos de kilómetros.

El misil aire-aire alcanzaría velocidades de Mach 6, haciendo prácticamente imposible que incluso blancos como los cazas furtivos de última generación puedan escapar.

Además contaría con un potente motor con el que alcanzaría velocidades de Mach 6, aumentando significativamente la zona de no escape, es decir, el límite donde el blanco no podrá escapar del misil usando únicamente su velocidad y maniobrabilidad, incluso objetivos supersónicos como los cazas furtivos.

El misil, con casi 6 metros de largo y unos 33 centímetros de diámetro, cuenta con un potente radar de barrido electrónico, un buscador infrarrojo y sistema de navegación por satélite, con los que ha aumentado el límite donde el blanco, incluso objetivos supersónicos como los cazas furtivos, no podrá escapar del misil.

Su sistema de radar que es resistente a las contramedidas electrónicas le posibilita, también, alcanzar a blancos distantes y furtivos.

China pretende equipar su Ejército ante la escalada de tensiones en la región, en especial en la región en disputa en el mar de China Meridional, zona rica en hidrocarburos. En este sentido, busca reducir la brecha tecnológica que separa a su aviación militar de la estadounidense.

Las autoridades militares de Estados Unidos constatan que en el futuro el poderío militar de China y Rusia será mejor que el de su país.

HispanTV