Lucía ”la intocable”, fué tocada, por J. Hidalgo


El lunes 23 de enero,todos los telediarios de escala nacional incluyeron la noticia de una ”brutal agresión que jóvenes de ultraizquierda habían propinado a una chica de 19 años”, detrás de este tipo de titulares y de el modo en que se cuenta la noticia está la intención por parte del aparato propagandístico del estado de crear un clima de hostilidad general contra la juventud antifascista. Caben aclarar varias cuestiones al respecto de este suceso.

Lo primero que debe saberse antes de emitir ningún juicio precipitado hacia los agresores es que esta ”chica de 19 años” es una fascista con un largo historial de agresiones, algunas de ellas con arma blanca, y que participaba activamente en las denominadas ”cacerías”, perpetradas por la extrema derecha en Murcia, las cuales solían producirse sobre todo en la zona de las Tascas, y en las cuales participan Ultras Murcia (ultras fascistas del Real Murcia) y el colectivo ”Lo nuestro” (vinculado a Hogar Social Madrid), se hace llamar a sí misma ”la intocable” por que suele ir escoltada por un séquito de nazis.
Entre las múltiples agresiones de las cuales Lucía ha sido partícipe, se encuentran la agresión a 4 jóvenes durante el carnaval de Cabezo de Torres el 7 de febrero de 2016 o la ocurrida durante la fiesta principal de la ciudad, el Bando de la Huerta, en la cuál fue agredido un joven antifascista. Según señalan algunos testigos directos de sus actos, Lucía suele ir armada con navaja y en el instituto se dedicaba a agredir y vejar a chicas por su sexualidad, raza y demás (una chica lesbiana estuvo a punto de suicidarse, pero sus padres la llevaron a un hospital donde le fue practicado un lavado de estómago). Según dicen también últimamente solía ponerse en los puestos de ”comida solo para españoles” (en la zona de la Merced), donde aprovechan para insultar y agredir a inmigrantes y demás colectivos.
Esta criminal fascista también aparece jactándose en fotos de llevar tatuada la runa odal, la cuál era el emblema de la 7ª división de montaña de la SS Prinz Eugen del ejército de la Alemania nazi, el cuál sostenía el régimen fascista impuesto en Croacia en los años de la II Guerra Mundial. Este símbolo ha sido utilizado también por diversas organizaciones fascistas como Avanguardia Nazionales (Italia), Wiking-Jugend (Alemania) y el grupo terrorista supremacista blanco Boeremag (Sudáfrica).
Lo segundo que cabe aclarar es el motivo de la agresión perpetrada en la noche del domingo 22 de enero, los medios la han tildado de totalmente gratuita, pero la realidad dista de ser esa. Esa misma noche un grupo de 30 nazis salió por esa zona, muy probablemente, el grupo con el que suele ir Lucía. Según se aprecia en las imágenes y según los testimonios de algunos testigos, Lucía y una chica antifascista se enzarzan y Lucía la tira al suelo, en ese momento aparece el grupo antifascista con el que iba la otra chica y se escucha como gritan ”que no saque la navaja” (no sería la primera vez que la utilizara), así que con patadas y demás golpes intentan alejarla en un primer momento de esa chica, el resto, solo hay que mirarlo en las imágenes.
Al margen de la opinión que podamos tener de este tipo de violencia, no es tan gratuita ni tan injustificada como la plantean los medios de comunicación del régimen monárquico. No sólo los medios de comunicación, si no la propia Izquierda Unida, que se ha visto salpicada de todo esto por que al parecer el compañero enviado a prisión por el juez formó parte de unas listas electorales de esta formación, Izquierda Unida se apresuró a sacar un comunicado en el que se desvinculaba del detenido y de cualquier tipo de violencia, según dicen ”condenamos cualquier tipo de violencia, venga de donde venga”. Para los que somos de Murcia, y más si cabe los que somos antifascistas y miembros de City Boys (hooligans antifascistas del Ciudad de Murcia) no es ninguna sorpresa saber de una agresión fascista, puesto que ha pasado a ser una tónica habitual en los últimos años, ya en 2015, 57 colectivos, asociaciones, partidos políticos e instituciones de la Región de Murcia suscribieron el manifiesto ”El auge neonazi en Murcia: pararlo es cosa de todos”, pero desgraciadamente las agresiones han ido a más. Pues bien, sabiendo esto ¿cómo es que los medios de comunicación no han sacado de la misma forma las agresiones fascistas, no sólo en Murcia, si no a nivel nacional? ¿cómo es que Izquierda Unida pone en la misma balanza esta agresión contra alguien con este historial que las perpetradas por los fascistas contra gente que no ha hecho nunca nada a nadie y cuyo delito es ser de izquierdas, inmigrante, etc?
Ante el auge del fascismo, la juventud debe organizarse en la lucha por la III República, para acabar con el régimen monárquico del que son cachorros todos estos elementos de extrema derecha que tienen total impunidad para perpetrar todo tipo de agresiones. La monarquía garantiza el sostén y la continuidad del franquismo, solo acabando con ella, acabaremos con el fascismo en nuestro país.