El apoyo público impulsa una nueva apertura de fosas de la represión franquista en Paterna


Familiares de cinco víctimas inician los trabajos para recuperar sus restos con el apoyo de la Diputación de Valencia

Dos familiares de víctimas de la represión franquista cavan en la fosa común número 82 del cementerio de Paterna. KAI FOERSTERLING EFE

Una mañana de junio de 1939, recién terminada la Guerra Civil española, Bautista Cuallado Doménech fue detenido en la plaza de Benifaió cuando esperaba a que lo contrataran como jornalero en el campo. “Lo llevaron a la cárcel de San Miguel de los Reyes, lo condenaron por defender la República y lo fusilaron el 25 de octubre en el cementerio de Paterna”, cuenta su nieto, Eduardo Ortuño.

Este martes, gracias al apoyo de la Diputación de Valencia, Ortuño y familiares de otras cuatro víctimas de la represión franquista, han iniciado los trabajos de exhumación de sus restos en la llamada fosa 82 del cementerio de Paterna. Rosa Pérez, responsable de Memoria Histórica de la Diputación, de Esquerra Unida, ha destacado que por primera vez la Corporación provincial subvenciona estos trabajos con 165.000 euros.

El País