Comunicado de CGT ante la retirada de la bandera republicana en Algeciras


La bandera republicana sigue siendo de España y representa un momento histórico de libertad truncado por el fascismo de manera sangrienta. Detrás de esa bandera hay mucho dolor y mucha esperanza. Dolor por el asesinato en masa, por la persecución, encarcelamiento y tortura de quienes defendieron el derecho del pueblo a la libertad. Esperanza porque en un tiempo que se antoja cercano las casas reales desaparecerán, así como las oligarquías hereditarias, de grandes fortunas y apellidos ilustres.
¿Quién es el Alcalde de Algeciras o la Concejala de cultura para quitar este símbolo de un stand del ateneo cedido a la fundación de la memoria histórica en la feria del libro? ¿Por qué les molesta a esos políticos del PP que pueda verse en el Stand nada menos que de la memoria histórica española, la bandera republicana?

Este pueblo no puede dejar pasar este enorme atropello a los vivos y a los muertos. Por ello la CGT insta al Alcalde a la restitución inmediata del derecho a expresar en libertad los valores de libertad, fraternidad y justicia.

EL alcalde de Algeciras debe rectificar y pedir disculpas por todo lo que representa esa bandera. Esta decisión autoritaria se encuentra inequívocamente en la senda del fascismo. Políticamente los dirigentes del PP algecireño han cometido el mayor de los errores, porque persiguiendo a quienes pacíficamente muestran su pensamiento, los hacen acreedores de las simpatías y el apoyo del pueblo que no desea más violencia, ni siquiera legal, contra la libre manifestación de las ideas y valores. Políticamente se han quitado la careta de demócratas ya que la soberbia les puede y cometen el error político de ejercer dictatorialmente el poder que el pueblo confiadamente les otorgó en la creencia de ser personas de paz, diálogo y concordia. Rectificar es de sabios.

Comunicación CGT Campo de Gibraltar