El PP exige regular el uso de las banderas en el Consistorio para evitar que ondee la ‘tricolor’


Los populares denuncian el «uso partidista» que hace Cambiemos, que el 14 de abril desplegó la enseña de la II República en la fachada

La bandera republicana colgada en un ventanal del Ayuntamiento de Molina, el pasado 14 de abril. / J. L. V.

El Grupo Municipal Popular ha presentado cuatro mociones al Pleno ordinario del próximo lunes, si bien tres de ellas son similares a las de la sesión de abril, puesto que entonces no llegaron a debatirse, ya que los ediles del PP optaron por marcharse. Aquella decisión de abandonar la sala guarda relación directa con otra iniciativa que han registrado para la próxima semana, relativa a la publicidad y el uso de los edificios públicos, como es la colocación de banderas. No pudo tratarse al rechazar la mayoría de la Corporación la urgencia de la moción, debido a que no estaba incluida en el orden del día.

En esta ocasión, el PP sí ha registrado la propuesta «en tiempo y forma», según indica su portavoz, Sonia Carrillo, por lo que «el tripartito tendrá que revelar sus cartas», apostilla. En concreto, solicitan que los servicios jurídicos municipales emitan un informe sobre los principios normativos que rigen la colocación de banderas y otros símbolos en los edificios públicos y, por otro lado, que se elabore un reglamento al respecto. Además, exigen al equipo de gobierno «una disculpa pública».

Carrillo denunció «el uso partidista continuado de los edificios municipales por parte de los socios de gobierno de Esther Clavero» y, en este caso, exactamente, se refieren a la colocación -por parte de Cambiemos Molina- de la bandera de la II República en la fachada de la Casa Consistorial, el pasado 14 de abril, lo que generó «malestar en la sociedad molinense».

En otra iniciativa, los populares demandarán el arreglo y adecuación de varios tramos de la antigua carretera N-301 a su paso por el término municipal. En concreto, propone actuaciones en las zonas de conexión con la carretera de El Llano y la rotonda próxima al barrio de la Ermita, junto a las inmediaciones del antiguo parador de El Niño.

La moción se ha ampliado y también solicitan el arreglo que enlaza dicha carretera con el camino del polígono La Serreta, a la altura de la Ciudad del Transporte, un tramo en el que se embalsa el agua cada vez que llueve en los últimos meses.

Sonia Carrillo ha precisado que estas obras, que carecen de consignación económica en los presupuestos municipales de 2017, podrían financiarse con el remanente positivo de tesorería que arrojan en la actualidad las arcas municipales.

Por otro parte, desde las filas del PP solicitarán la firma de un convenio entre el Ayuntamiento de Molina y la Comunidad Autónoma para poder desarrollar acciones conjuntas tendentes a optimizar la calidad del aire del municipio.

Asimismo, se debatirá una moción -a la que se han sumado todos los grupos-, para que se inicien los trámites para conseguir la denominación de origen del albaricoque de Molina. En base a las solicitudes de los agricultores, se reclama que desde el Consistorio se trabaje con los diferentes operadores que participan en la producción y comercialización de esta fruta para conseguir el distintivo de origen. Además, pide que se cree una mesa de trabajo con los municipios de la Región donde se recolecta para conseguir las máximas ayudas posibles.

Apoyo a la DO del albaricoque

La portavoz popular recuerda que el albaricoque que se recolecta en el campo molinense, tanto por sabor como por tamaño, es una fruta de hueso de primera calidad que, además, posee el valor añadido de su carácter temprano.

Carrillo insiste en que el proceso para la obtención de la denominación de origen requiere un seguimiento del producto durante, al menos, dos campañas para certificar que se mantienen todas las características diferenciales, a lo que se suma una tramitación minuciosa desde todas las administraciones hasta obtener la certificación final que concede Bruselas.

La Verdad