Afganistán sufre su peor atentado en diez meses con al menos 90 muertos


Afganistán sufre su peor atentado en diez meses con al menos 90 muertos y para occidente es solo una noticía. ¿Dónde está el minuto de silencio de los ayuntamientos por los  muertos de este atentado en Kabul? ¿No son del mismo valor que los de los atentados de Francia, Inglaterra o Alemania? Esta es la noticía recogida de La Vanguardia:

Heridos tras el atentado en Kabul. en Afganistan (Mohammad Ismail / Reuters)

Un coche bomba explotó en la zona sonde se encuentran varias embajadas y edificios del Gobierno en Kabul

El terror ha vuelto a sacudir a Afganistán. Al menos 90 personas murieron y 463 resultaron heridas un atentado con coche bomba perpetrado este miércoles en una zona de alta seguridad de Kabul, cerca del Palacio Presidencial, donde se encuentran varias embajadas y edificios del Gobierno, según el último balance del gobierno afgano. Se trata del atentado más sangriento que ha sufrido el país en los últimos 15 años.

De acuerdo con un comunicado del Palacio Presidencial, el dirigente ha pedido también al Ministerio de Desarrollo Urbano y a la Alcaldía de la capital que reconstruyan las áreas “destruidas” en la acción, que ha dejado un agujero de varios metros en una de sus principales avenidas y grandes daños materiales. Más grandes han sido las pérdidas humanas, que el Centro Gubernamental de Información y Prensa afgano situó en 90 en su último balance oficial. Los heridos, por su parte, se sitúan en 463, según confirmó en rueda de prensa en Kabul el viceministro de Interior para Asuntos de Seguridad, general Murad Ali Murad.

La explosión se produjo hacia las 8.25, hora local (3.55 GMT), en el Distrito Policial 10, cerca de la plaza Zanbaq en el área diplomática de la capital, informó en su cuenta oficial de Twitter el portavoz del Ministerio afgano de Interior, Najib Danish.

El resultado fue el ataque más sangriento registrado por la misión de la ONU en Afganistán (Unama) desde la invasión estadounidense en 2001 superando al que en julio pasado causó 85 muertos y 413 heridos durante una manifestación de la minoría hazara en la capital afgana.

Voluntarios afganos trasladan víctimas del atentado suicida en Kabul, Afganistán
Voluntarios afganos trasladan víctimas del atentado suicida en Kabul, Afganistán (Shah Marai / AFP)

Según el portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid, las primeras investigaciones apuntan a que un pequeño camión del servicio de alcantarillado fue cargado de explosivos y detonado en una zona de gran concurrencia de tráfico.

Según el alto mando, el objetivo de los insurgentes no era el área en que ocurrió la explosión, donde hay varias embajadas y edificios gubernamentales, sino una ubicación “desconocida” a la que se dirigían cuando fueron “parados” por las fuerzas de seguridad. La misión de la OTAN en Afganistán, Apoyo Decidido, indicó en un comunicado que las tropas afganas detuvieron a los atacantes antes de que accediesen a la zona de alta seguridad. “Su objetivo se encontraba en otro sitio y eso podría haber sido peor que este incidente”, cuya ejecución se pudo oír en buena parte de la ciudad, advirtió Murad.

El presidente afgano, Ashraf Gani, convocó esta tarde una reunión de emergencia y ordenó a los órganos de seguridad que inicien una investigación exhaustiva sobre lo ocurrido, según informó el Palacio Presidencial en un comunicado.

La potente detonación, que se escuchó en varias zonas de la ciudad, se produce en pleno mes de Ramadán, la época más sagrada del año para los musulmanes, en un área donde se encuentran varias embajadas como las de Turquía, Alemania o Irán.

Ningún grupo armado ha reivindicado todavía la autoría del atentado suicida. Sin embargo, la principal agencia de inteligencia afgana, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS), responsabilizó a la red Haqqani, ligada a los talibanes.“El ataque bárbaro de Kabul fue planeado por la Red Haqqani en Pakistán” y contó con la “dirección y cooperación directa de la Agencia de Espionaje de Pakistán ISI”, denunció el organismo de inteligencia afgano en un comunicado, que ha responsabilizado en múltiples ocasiones a Haqqani de los atentados en el país.

El Gobierno afgano ha acusado en varias ocasiones a Pakistán de estar detrás de una “guerra no declarada” contra Afganistán y de dar cobijo a los terroristas de la red Haqqani. A pesar de su vinculación con la red Haqqani, los talibanes negaron estar detrás del ataque y argumentaron que sus filas no están autorizadas a llevar a cabo acciones como esta “sin ningún objetivo”. La formación liderada por el mulá Haibatullah tiende a desvincularse de las acciones con un gran número de víctimas civiles.

Las fuerzas de seguridad afganas llegan al lugar de la explosión del coche bomba en Kabul, Afganistán
Las fuerzas de seguridad afganas llegan al lugar de la explosión del coche bomba en Kabul, Afganistán (Shah Marai / AFP)

La Embajada española en Kabul ha comunicado que ni su personal español ni sus trabajadores locales han resultado afectados por el atentado perpetrado en el barrio diplomático, según han informado fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID).

El presidente de Afganistán, Ashraf Gani, pidió la semana pasada a todos los grupos insurgentes que respetaran la celebración del mes sagrado y detuvieran sus acciones armadas. Sin embargo, ya el pasado domingo los talibanes perpetraron un atentado con coche bomba en una parada de autobús en Khost (sureste) causando 13 muertos y 8 heridos, en su mayoría militares, en el primer día del Ramadán.

Los dos últimos ataques de envergadura con bomba en Kabul, el último de ellos a principios de mes y ocurridos también en el área diplomática, fueron reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El Ejecutivo afgano ha ido perdiendo terreno ante los talibanes y otros grupos insurgentes desde el final de la misión militar de la Alianza Atlántica y en este momento apenas controla un 57 % del país, según información de Washington.

La Vanguardia