“El gerente que se ha ido con un negro”: así factura 1,45 millones un panfleto sobre salud


La empresa Sanifax envía por ‘mail’, previo pago, un boletín en PDF sobre noticias de sanidad. Quien no pasa por al aro y no quiere pagar suele ser víctima de libelos y ataques

Imagínese que es un directivo de una empresa farmacéutica o un laboratorio, o un responsable de alguna organización médica, o un alto cargo de un hospital, ya sea público o privado. O un político con responsabilidades en el ámbito sanitario. Y como cada día, recibe en su ‘mail’ un PDF de la empresa Sanifax, una especie de resumen de notas de prensa del sector y cotilleos varios. Previo pago. O simplemente no está suscrito pero alguien que sí lo está se lo reenvía. En las últimas páginas de ese documento aparece una sección que se llama ‘El avispero’. Y en ella puede leer: “El gerente de Madrid que se ha ido a vivir con un negro“. Sí, ha leído bien.

El texto prosigue: “Hace unos días saltó la anécdota en los mentideros de la Consejería de Madrid: nuestra ‘avispa rosa’ nos lo contó ayer así: desde hacía tiempo había rumores y rumores pero ya lo podemos confirmar: un gerente de un hospital de Madrid ha reunido a su familia, mujer e hijos, y le ha comunicado una trascendental decisión: ‘Con el pasar del tiempo, me he dado cuenta de que soy homosexual. Sí, como lo oís’, insistió cuando vio con cara de no creérselo a su mujer e hijos. ‘Sí, y me he enamorado de un joven de color negro, que me parece guapísimo y muy atractivo y he decidido irme a vivir con él’. La familia no se lo podía creer, pero así es. ¿De qué gerente se trata?, ¿de qué hospital?”.

Una de las páginas del PDF que envía Sanifax.
Una de las páginas del PDF que envía Sanifax.

Sanifax publica este texto, periodísticamente de gran relevancia, como es conocer los gustos sexuales del gerente de un hospital de Madrid, porque el directivo en cuestión se ha negado a pagar la cuota de suscripción que pide esta empresa. “Si pagas, te dejan en paz y de vez en cuando te ensalzan. Si no pagas, ya sabes lo que hay”, señala una persona que ha tratado con ellos y prefiere guardar el anonimato. La empresa fue creada en 1995 y está dirigida por Miguel Ángel Martín, experiodista de ‘ABC’. Según publicó ‘El País‘, Martín abandonó el rotativo en 1994, poco después de ser denunciado ante la Asociación de la Prensa por un periodista de ‘Diario Médico’ sobre unos sospechosos pagos.

Editado como un simple PDF y sin grandes alardes en maquetación, los suscriptores reciben Sanifax diariamente (de lunes a viernes), un compendio de notas de prensa del sector y un resumen de los cotilleos que se mueven en el ámbito sanitario. A la empresa no le va mal. En 2015 (últimos datos publicados en el Registro Mercantil), Sanifax Información facturó 1,45 millones de euros (1,34 millones en 2014), obteniendo unos beneficios de 578.000 euros. Según el registro, su principal actividad es la edición de revistas y cuenta con cinco trabajadores.

Miguel Ángel Martín, (i) de la imagen, cuando en mayo de 2014 Sanifax recibió la Placa de Oro de la CAM.
Miguel Ángel Martín, (i) de la imagen, cuando en mayo de 2014 Sanifax recibió la Placa de Oro de la CAM.

En su propia web, Sanifax se define como “el diario más antiguo que comenzó a circular por internet. El objetivo es transmitir la información más prestigiosa y privilegiada de política sanitaria y salud a las entidades e instituciones más importantes de la sanidad. Los 20 años que Sanifax lleva en el sector avalan la calidad y el prestigio de nuestro trabajo y la información que ofrecemos”. Varias fuentes consultadas señalan que todos conocen de sobra a Sanifax en el sector y sus métodos. “Martín intenta estar muy bien relacionado y hay muchos que optan por pagar para no tener problemas ni mala prensa. Porque, como se puede ver, el PDF que envía tampoco es que sea un gran producto ni cuente grandes exclusivas”, explica el directivo de una empresa que admite que paga. Un político asegura que es “un producto tóxico, que busca dañar determinadas reputaciones”.

Todos piden el anonimato para hablar. Quien no lo hace es Miguel Ángel Sánchez Chillón, presidente del Colegio de Médicos de Madrid. “Lo que hace Sanifax es extorsión, chantaje. Quien no paga el impuesto revolucionarioaparece en sus libelos y es difamado”. Sánchez Chillón asegura que la junta directiva que él preside se negó a seguir pagando cuando tomó posesión “y nos pusieron en la diana. La anterior junta pagaba 7.100 euros anuales. Ya no. Y nos ponen a parir. A mi me llaman el chillón y su redactor jefe me ha insultado y amenazado por WhatsApp. Aún conservo el mensaje”.

El confidencial