La dirección del PCE “machaca” implacable a su oposición de izquierdas


“Desde hace décadas se está manteniendo al PCE en una indignante situación de semiclandestinidad”, aseguran los críticos.

La actual dirección del PCE, que encabeza su secretario general Enrique Santiago, ha desarticulado con una serie de medidas cualquier tipo de tentativa por parte de sectores de la izquierda del Partido que les permitan llevar a la próxima Conferencia política del Partido, que se celebrará el próximo mes de abril, una propuesta en contra de la disolución del PCE en el ámbito de la Coalición Unidas Podemos. Según los críticos, con esta operación se trataría de invalidar los acuerdos tomados en el XX Congreso del PCE, que se celebró en el 2017.

La  denominada “Plataforma Interna de Opinión” del Partido Comunista de España ha impugnado las normas previstas por la Dirección del PCE para el desarrollo de la Conferencia Política  que se celebrará  el próximo 4 de abril.

Según ponen de manifiesto los integrantes de la citada “Plataforma”, en el punto tres de la Propuesta de Normas y Calendario para la celebración de su Conferencia Política,  se indica que su convocatoria  obedece a la necesidad de “concretar y actualizar los acuerdos del XX Congreso sobre convergencia y Unidad Popular“.

No obstante,  tales propósitos no parecen estar muy claros para los integrantes de la Plataforma Interna aludida. En realidad, – mantienen – lo que está pretendiendo la actual dirección del PCE  con la utilización del término  “actualizar”  no es otra cosa que  tratar de  alterar los acuerdos adoptados mayoritarios  del XX Congreso del PCE, que tuvo lugar  en diciembre del 2017.

Y es que según la “Plataforma Interna de Opinión”, los Estatutos vigentes  del PCE establecen muy claramente que el único órgano competente para determinar el mandato congresual y “actualizarlo”  sería el propio Congreso del PCE. De ser este último, – sostiene  la Plataforma  discrepante – , a la dirección del Partido no le resultaría tan fácil  controlarlo como sucede con una Conferencia Política.

En opinión de la “Plataforma”, lo que realmente intenta la actual dirección del PCE es “transgredir la legalidad partidaria” para sustituir lo explícitamente manifestado en el XX Congreso del Partido, tratando de imponerle a esa organización política el proceso de confluencia electoralista y socialdemócrata de Unidas Podemos, que los discrepantes auguran que se terminará convirtiendo en la integración del propio PCE en la en la formación política citada.

 Según estos militantes, no es este un proceso novedoso pues desde hace décadas “se está manteniendo al PCE en una indignante situación de semiclandestinidad“.

Por otra parte, la “Plataforma Interna de Opinión”, mantiene  igualmente que los requisitos exigidos en la normativa de la Conferencia Política que se celebrará  en abril,  impiden que militancia pueda constituir tales “Plataformas de opinión”,  que por otra parte están perfectamente contempladas en los estatutos del PCE.

El Comité Central – expresan – ha introducido sofisticados mecanismos de censura restricción democrática a la actividad política de las Plataformas Internas de Opinión, exigiendo que  estas  estén avaladas por 12 miembros del Comité Central. O sea, por el mismo órgano que está transgrediendo la legalidad partidaria.

De manera similar, la dirección  ha prohibido que las plataformas puedan defender sus posiciones políticas directamente ante el conjunto de la militancia, y ante todos los órganos del Partido, obligándolas a que antes entreguen esa información a la Comisión Política, quien decidirá  en una suerte de censura previa, si la traslada o no a la militancia.

Asimismo,  – de acuerdo con lo expresado por la Plataforma rubricante del documento – la dirección del Partido  ha limitado de forma extraordinaria la participación de la militancia en la propia Conferencia Política, quedando esta  reducida al limitadísimo  número de  120 delegados y delegadas, mientras que el Comité Central cuenta por su parte con 119 miembros. De acuerdo con esta desproporcionalidad numérica, las posibilidades de que progresen las propuestas que adversen las tesis sostenidas por la Dirección, son prácticamente nulas.

Por  esa la razón, según acusa esta Plataforma crítica  del PCE, “la minoría congresual reformista que ha convocado la próxima Conferencia Política tiene ya de antemano asegurado, prácticamente, un resultado político favorable a sus tesis contrarias al mandato congresual del XX Congreso.

Los miembros de la “Plataforma interna de opinión” mantienen que el espíritu de censura denunciado queda sobradamente demostrado con el “expedientazo” disciplinario abierto por la Dirección del PCE contra la Plataforma “Por el respeto y aplicación del XX Congreso”,  tratando con ello de impedir  la participación en la Conferencia política  de abril  de los militantes marxistas-leninistas que intentan recuperar para el PCE  el papel de vanguardia organizada de la clase obrera, tal y como fue acordado en su pasado  XX Congreso.

Para leer el documento completo de la “Plataforma” pinche aquí  

Canarias Semanal