El barril de petróleo West Texas cotiza en negativo por primera vez en su historia


Una plataforma de perforación petrolera, cerca de una refinería en  Mississippi. Foto: EFE
Una plataforma de perforación petrolera, cerca de una refinería en Mississippi. Foto: EFE

La semana pasada, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) calificó 2020 como “el peor año de la historia para el petróleo” y se refirió al presente mes como “abril negro”.

El precio del barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, ha cotizado en negativo por primera vez en su historia este lunes, con el precio del barril en -37,63 dólares, culminando así una jornada en la que se ha desplomado por completo.

Esto se debe al efecto en la demanda de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, puesto que el consumo se ha desplomado y los tanques de reserva se han quedado sin espacio para almacenar más crudo.

En concreto, los contratos de futuros de petróleo para entrega en mayo han llegado a situarse en los -1,9 centavos por barril, frente a los 18,27 dólares en los que llegó a cerrar el pasado viernes.

El petróleo estadounidense nunca ha cotizado en negativo desde que hay datos disponibles. Previamente, el precio del crudo ya había caído a mínimos históricos desde que comenzaron a negociarse los contratos de futuros en 1983.

Por el contrario, el precio de los futuros de petróleo WTI de junio se ha mostrado más estable durante la jornada. La caída este lunes ha sido de cerca del 13%, hasta situarse en torno a los 21,78 dólares el barril.

Este martes, sin embargo, el precio del barril de petróleo West Texas Intermediate ha comenzado la jornada cotizando en terreno positivo.

De esta forma, los mercados de petróleo estadounidense han experimentado lo que se conoce como “contango“, que se produce cuando el precio futuro cotiza a un precio más elevado que el actual.

En el caso del petróleo de referencia en el Viejo Continente, el precio del Brent se situaba en torno a los 25,57 dólares, un 8,9% inferior al del cierre del pasado viernes. En lo que va de año, el barril de Brent ha caído en torno a un 64%.

La semana pasada, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) calificó 2020 como “el peor año de la historia para el petróleo” y se refirió al presente mes como “abril negro”, alertando, además, de que el exceso de oferta pondría a prueba la capacidad mundial de almacenar crudo, con el riesgo de que la saturación en algunos yacimientos obligue a parar la producción.

A su vez, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) pronosticó que la demanda de crudo descendería en torno a 20 millones de barriles por día en abril. En el conjunto del año, la demanda se reducirá en 6,91 millones de barriles por jornada.

El Brent cae un 8,90 %, hasta 25,58 dólares

El colapso de la demanda por la crisis del coronavirus y las dificultades para almacenar el exceso de producción han lastrado en el mercado de futuros de Londres la cotización del barril de petróleo Brent para entrega en junio, que cae un 8,90 %, hasta 25,58 dólares.

El crudo de referencia en Europa, concluyó la jornada con un descenso de 2,50 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 28,08 dólares.

EITB