La última ocurrencia de Ayuso sobre el nombre de la enfermedad: COVID-19, “coronavirus, diciembre, 19”


Isabel Díaz-Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid
Isabel Díaz-Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid

La presidenta madrileña también ha dicho que “Ifema ha demostrado que en los hospitales que tienen techos altos los pacientes sanan muy bien”, cuando la realidad es que la mayoría de los enfermos que se derivaban a este hospital eran leves

“Tengo claro que este virus se llama COVID-19 porque es coronavirus-diciembre-19”. Con esta asociación de ideas, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido que el virus circuló “por todas partes” desde el mes de diciembre y por eso la enfermedad recibe la denominación de COVID-19. “Este virus estaba desde diciembre del 2019 campando a sus anchas por todas partes”, ha añadido la presidenta madrileña.

Pero nada más lejos de la realidad. COVID-19 el acrónimo que se utiliza para denominar la enfermedad provocada por el coronavirus y su significado proviene del inglés. La ‘d’ que Ayuso atribuye a “diciembre” corresponde a la palabra disease (enfermedad en inglés).

en inglés).

Pasadas las cinco de la tarde, la presidenta madrileña se ha referido a estas palabras en su cuenta de Twitter para explicar que se ha debido a un “error”. “Hoy he dicho que el Covid19 se ha expandido tanto porque el mundo reaccionó tarde, ya que nació en diciembre 19 y que la D pertenece a este mes. Es un error: la D es de “disease””, ha señalado Ayuso que ha añadido que igualmente “se actuó tarde teniendo en cuenta que se notificó el 31 de diciembre de 2019”.

No ha sido la única ocurrencia de este lunes de la presidenta madrileña en su entrevista en Onda Cero. La regidora ha defendido que “Ifema ha demostrado que en los hospitales que tienen techos altos, que son amplios, los pacientes sanan muy bien”. “Ifema nos ha demostrado grandes cosas ha sanado prácticamente a todo el mundo, de las 4.000 personas han fallecido 16 y eso que también había muchos pacientes graves”.

No ha sido la única ocurrencia de este lunes de la presidenta madrileña en su entrevista en Onda Cero. La regidora ha defendido que “Ifema ha demostrado que en los hospitales que tienen techos altos, que son amplios, los pacientes sanan muy bien”. “Ifema nos ha demostrado grandes cosas ha sanado prácticamente a todo el mundo, de las 4.000 personas han fallecido 16 y eso que también había muchos pacientes graves”.

La realidad en este caso es que el hospital de campaña de Ifema fue pensado para liberar la presión a los demás centros sanitarios y a él se derivaron los casos menos graves. Lo explicaba el propio Zapatero en una entrevista publicada este sábado en varios medios del grupo Prensa Ibérica: “Se debe a que el perfil del paciente que ingresaba tenía poca posibilidad de complicarse. Al principio no había UCIs en los pabellones y los pacientes que entraban no eran los más graves”, decía el propio Zapatero.

Ante las críticas por el reparto de las marcarillas FFP2 que la Comunidad ha puesto en marcha este lunes en las farmacias, la presidenta regional ha defendido que estas mascarillas son mejores porque “protegen en exceso”. Ayuso ha defendido que estas mascarillas tienen un uso de 48 horas consecutivas por lo que se podrían usar “tres, cuatro o cinco días”, pero los fabricantes recomiendan que se utilicen por un máximo de 8 horas. “Yo quiero lo mejor para los ciudadanos y quiero que tengan una, que las prueben”, ha asegurado.

Diversos jefes de servicios de Medicina Preventiva de hospitales madrileños han pedido a la Consejería de Sanidad que reconsidere el reparto de este tipo de mascarillas de forma genérica a la población al entender que “no se sustenta en la evidencia científica”, puede “confundir a la población y no ayudar al control de la transmisión” y puede contribuir a una “falsa sensación de seguridad”.

Ayuso ha hablado también de la polémica portada en El Mundo este domingo. La presidenta madrileña ha asegurado que no se sintió “cómoda” cuando se hizo las fotos y ha defendido que no buscó “transmitir nada” con ellas.

“La verdad es que en esos momentos cuando me estaba haciendo las fotos te confieso que no estaba tampoco muy cómoda. Lo que pasa es que había sido un día muy largo, una semana durísima, viernes por la tarde. ‘Ponte así, ponte asá’… bueno, pues lo haces”, ha contado en su entrevista en Onda Cero.

El Diario