Manifestantes y personal sanitario visten con aplausos y demandas las puertas de los principales centros de Madrid


Sanidad Publica aplauso - 1
Concentración de este lunes 25 en la puerta del Hospital Doce de Octubre DANI GAGO

Miles de personas han secundado la convocatoria del colectivo Sanitarios Necesarios de este lunes para reclamar condiciones dignas y reforzar la atención primaria, hospitalaria y las plantillas de las residencias.

Desde el Hospital Gregorio Marañón, Víctor Aparicio, portavoz de Sanitarios Necesarios atiende a El Salto emocionado mientras remarca que la respuesta ha sido “impecable”. “Ha sido abrumador. Creo que hemos conseguido nuestro objetivo que era que se nos viese, que se ponga cara a los números de los que se ha hablado, que se vea que somos personas, que es importante cuidar al que te cuida, que es importante que nos den los medios para poder seguir cuidando, que se nos proteja, que se nos dé el descanso necesario”, cuenta. “Esto al final tiene que ser un trabajo de todos, yo te cuido, tú me cuidas y creo que ha sido un éxito”, concluye.

Mientras tanto, en las puertas de La Paz daban las 20h cuando aún no había gente en la plaza y Carlos del Río, un sanitario contratado como extra para el covid-19 y que perderá su puesto en unos días, se acercaba junto al resto de compañeros y compañeras hacia el lugar algo extrañado y con dudas. “Pero en cuestión de 10 minutos la plaza se llenó, ha habido más asistencia de la esperada”, afirma. Durante el acto, las distancias de seguridad han tenido mucho protagonismo pues “desde el micrófono no dejaron de recordar que debíamos extender los brazos en horizontal y vertical y todo el mundo iba con mascarilla”, cuenta del Río. En esa plaza, una vez llena, se ha pedido una sanidad pública así como contratos dignos y, como sorprendente colofón, han intervenido varios familiares de gente que ha estado ingresada. “Ha sido bastante emotivo”, destaca.

 EMOCIÓN Y DISTANCIAS DE SEGURIDAD

Frente a las Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés y con una distancia prudencial, vecinos y vecinas aplaudían a las trabajadoras y trabajadores de este centro, duramente golpeado por el covid- 19, en la población más afectada de Madrid.

Ana Nogales, trabajadora de la UCI y portavoz de Sanitarios Necesarios cuenta a El Salto que, tras explicar la ausencia de siglas entre las convocantes, han procedido a realizar dos minutos de silencio sujetando carteles donde se podía leer “¿quién cuida a quien te cuida?” o “¿dónde están los 10.000 contratos?”, en clara alusión a la propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de renovar a todo el personal de refuerzo para luchar contra el covid-19. Promesa que por el momento denuncian que no se está cumpliendo. “Ha habido mucha gente, ha sido muy emocionante”, cuenta Nogales. “Todos han mantenido correctamente las distancia de seguridad y han venido también los bomberos para apoyar”, añade.

Sanidad Publica aplauso - 3
Personal sanitario y no sanitario es concentra en el Doce de Octubre. DANI GAGO

En el Hospital de Móstoles decidieron diferenciarse con la hora, para secundar las convocatorias que ya venían haciendo vecinas y vecinos de manera espontánea a las 21 horas. Pero nada ha salido como estaba planeado. “Al final se han presentado todos los vecinos a las 20 horas y luego han vuelto a las 21. Hemos sido entre 200 y 250. La gente quiere a su hospital y esto te llena de fuerzas y de ganas. Te anima a seguir luchando para que se refuerce la sanidad pública y nos devuelvan lo que teníamos y nos han robado”, cuenta Rafael Rubio, trabajador del centro. Rubio remarca que “esto es una cosa sin siglas, de los trabajadores. Pero la tenemos que mover con la población porque la sanidad es de todas. Exigimos que estos 10.000 contratos extras pasen a formar parte de manera estructural dentro de las plantillas y que se refuercen las plantillas de las residencias, además de la atención primaria”, añade.

500 PERSONAS EN LA PRINCESA

En el Hospital de La Princesa a las 20h unas 200 personas, con mascarillas y guardando las distancias de seguridad, comenzaron a aplaudir y a corear “sanidad pública”. Rápidamente se fue sumando más gente y unos 15 minutos más tarde ya se contabilizaban unas 500 personas. Poco faltó para que interrumpieran el tránsito sobre ese tramo de la avenida Príncipe de Vergara. En ese momento, comenzaron a salir sanitarios portando carteles del interior del hospital, que fueron recibidos por los manifestantes con una ovación. Un activista llegó con decenas de carteles reivindicando “sanidad pública”, “contra los recortes”, “contra la privatización” y otras consignas, que el público tomó rápidamente y los enarboló.

Vehículos que transitaban por la avenida Príncipe de Vergara hacían sonar sus bocinas dando un mayor énfasis al acto, mientras el tono y volumen de las voces aumentaba y se lanzaban voces de “viva”, “héroes” y otras expresiones de elogio a las sanitarias presentes que visiblemente emocionadas, devolvían con aplausos y saludos de manos el fervor de los presentes.

A las 20.30h se anunció la lectura de un comunicado. Se hizo un silencio cerrado y la trabajadora de UCI Arancha Benito leyó el breve texto de Sanitarios Necesarios: “Lo que ha ocurrido no puede volver a suceder. Los trabajadores y trabajadoras de la sanidad estamos agotados. Esta crisis sanitaria ha puesto de manifiesto las precarias condiciones laborales que, por desgracia son la práctica habitual en el sector sanitario desde hace años. No es aceptable que no se contrate nuevos puestos para afrontar la pandemia, o que apenas se utilicen contratos para cubrir bajas por enfermedad o por vacaciones. Han sido y serán esenciales en el futuro de la atención primaria, en las residencias públicas, en las abultadas listas de espera, en el día a día. Es imprescindible el aumento de efectivos. Y que los contratos sean bajo condiciones dignas. Hay que cuidar a quien te cuida. Los recursos humanos son lo más valioso de nuestro sistema de salud. Invertir en ellos supone garantizar y dar seguridad de continuidad en el cuidado que ofrecemos a la sociedad. No es aceptable tampoco derivar pacientes a la sanidad privada, esa no es la solución. Tenemos muchos hospitales, algunos de construcción reciente y este ha sido precisamente el camino para pavimentar la privatización , que es el factor que más ha debilitado nuestra sanidad pública. Salir de esta crisis pasa por fortalecer lo que ya tenemos que, además, es de todos. No más deterioro de nuestro sistema de salud. Eso nos perjudica a todos. Reconstruyamos nuestra sanidad pública y universal”, reclamó la profesional, con tono vehemente.

La alocución recibió un cerrado y entusiasta aplauso de los presentes y nuevamente, gritos de “viva la sanidad pública”. Solo a las 20. 40h se apagaron los aplausos y, en medio de un clima enfervorizado, los asistentes se dispersaron.

El Salto