Socialistas y Republicanos: Una opción política válida para el 99% de la población


Por María Carmona | huelva24.com

Se definen como “gente muy joven que se suma a la lucha por profundos convencimientos de justicia y democracia, y por la defensa de los derechos de los trabajadores”. Son ‘Socialistas y Republicanos’, la misma coalición de izquierdas que se presentó a las Generales como ‘Republicanos’, y a las Municipales como MUP-R, y que este domingo concurre a las Autonómicas con el objetivo de que, todo el que lo desee, pueda votar “para que al fin podamos tomar las riendas de nuestro futuro sin ningún tipo de cortapisas”.

Se muestran optimistas por la respuesta que está obteniendo su propuesta. Son ‘Socialistas y Republicanos’, una formación que, desde las últimas citas electorales, ha visto cómo “el camino del proyecto republicano se fortalece inevitablemente. Sabíamos que al lanzar las candidaturas republicanas (a través del MUP-R), en las elecciones Municipales, estábamos rompiendo el hielo de una lucha a la que cada día se une más gente”.

Así lo afirma Carlos Quintero, portavoz y candidato de la formación en Huelva. Una formación que componen personas que no viven de la política, pero que sí que la viven de una manera activa y concienciada. Gracias a las últimas incorporaciones, han logrado presentar candidatura no solo en Huelva, sino también en Cádiz y Sevilla; y lo han hecho, según explica Quintero, gracias a la “unión de organizaciones de izquierda no oficialista”, algo que “siempre ha sido el eje de nuestra política”. Y es que en ‘Socialistas y Republicanos’ tienen claro que la unión hace la fuerza, y por ello han peleado por integrar en un solo proyecto el ideario de todos esos movimientos con los que comparten objetivos.

El resultado: un nuevo partido que señala como sus ejes fundamentales “la ruptura con los actuales marcos que constriñen la voluntad del pueblo y la democracia –esto es, la monarquía parlamentaria y la Unión Europea del capital-; la lucha por un nuevo marco institucional, controlado por los ciudadanos y trabajadores -nosotros a este marco lo denominamos República-; la defensa férrea de los servicios públicos y el control estatal de los sectores fundamentales productivos y financieros;  la regeneración democrática de las instituciones que actualmente están blindadas contra la participación pública; y la recuperación de los sindicatos mayoritarios para los intereses y la lucha de los trabajadores”. Por ello, no dudan en afirmar que su opción política es válida “para el 99% de la población, frente a ese otro 1% que concentra el grueso de la riqueza”.

“Nos dirigimos al pueblo en su conjunto, a las clases populares y trabajadoras, a los autónomos, a los parados”, asevera Quintero. “El perfil que actualmente nos vota es el perfil de personas que han adquirido una elevada conciencia política. Son personas que han comprendido que, mientras sigamos controlados por determinada clase de instituciones, mientras que no rompamos con la monarquía y los mercados y podamos tomar las riendas de nuestro futuro sin ningún tipo de cortapisas, hasta que eso no suceda, no podremos plantear solución a nuestros problemas”.

Y, pese a que desde la formación aseguran que cada vez son más los que expresan su apoyo al proyecto a pie de calle, la difusión de su mensaje se encuentra con las trabas habituales en estos casos. “Desgraciadamente, nuestra propuesta política es silenciada sistemáticamente por los medios de comunicación, públicos y privados, lo que dificulta nuestra capacidad de llegar a los sectores populares”, explican, pero sin dejarse llevar por derrotismos. “Contamos con unos recursos materiales muy escasos, pero también contamos con el gran y revolucionario recurso, nunca al alcance de los partidos que están en el Parlamento, de poder decir la verdad  pura y dura. Nuestra falta de capacidad económica tratamos de suplirla con imaginación y audacia militante. No se nos da la posibilidad de debatir públicamente, porque a ellos no les interesa, pero sin duda alguna, si tuviésemos esa posibilidad, aquellos saldrían vapuleados, y no porque seamos grandes políticos, sino porque la razón, que es la razón de la ciudadanía ante el atropello que sufre, nos asiste”, sentencia Carlos Quintero.

¿Beneficios de la crispación?

En ‘Socialistas y Republicanos’ prefieren no hacer cábalas sobre la futura configuración del Parlamento Andaluz, pero sí se atreven a afirmar que “el ambiente de crispación, no solo ya contra el actual gobierno del Partido Popular, sino contra el anterior gobierno del PSOE, es fruto del descontento, del malestar, de la rabia de la gente contra este régimen y sus instituciones en su conjunto. La gente ya no se cree el viejo cuento del bipartidismo y la separación de poderes y, en este sentido, la crispación, no es que nos beneficie a nosotros, sino que beneficia al pueblo en su conjunto, siempre y cuando el pueblo sea capaz de buscar una alternativa a toda esta situación que sí favorezca a sus intereses. Nosotros simplemente presentamos un proyecto, una herramienta, y tratamos de explicar a la ciudadanía por qué esta herramienta es la que necesita para avanzar hacia la democracia”.

Y es que, si algo tienen claro en el seno de ‘Socialistas y Republicanos’, es que lo que hoy por hoy se considera izquierda, ya no lo es. Por eso desde la formación arremeten contra lo que ellos denominan la “izquierda oficialista”, afirmando que ni PSOE ni IU están dispuestos a llevar a cabo una lucha real contra “los poderes económicos y políticos que oprimen al pueblo”.

“Esta izquierda -en el caso de IU, porque del PSOE mejor ni hablamos- cree que se puede afrontar la defensa de los servicios públicos y la nacionalización de la producción sin llevar a cabo una ruptura con la monarquía parlamentaria y sus leyes fundamentales y con la Unión Europea. Y eso es sencillamente imposible. La gente tiene que saber que ni el PP traerá ninguna alternativa para Andalucía, ni el PSOE, con o sin el apoyo de IU, hará políticas progresistas”.

Esa es la convicción de esta formación, a la que le gustaría haber tenido apenas un minuto en “alguna televisión pública” para poder dirigirse a la ciudadanía y trasladarle su mensaje. Pero afirman que “todas las ideas y propuestas políticas no parten con la misma ventaja; unas están respaldadas con millones de euros, y otras dependen exclusivamente de las gargantas de sus militantes. La opinión pública tiene un precio, se puede comprar con cadenas de televisión y periódicos, pero llegará un momento en que la oligarquía podrá seguir mintiendo, pero no engañando a millones de ciudadanos por mucho dinero que tengan”.

Así, desde ‘Socialistas y Republicanos’ animan a la ciudadanía a tomar las riendas de su propio destino y reivindicar lo que consideran justo. “No vale con ir a votar, el futuro también nos lo jugamos el día 29 en la huelga general, y al día siguiente, y al otro… Tenemos que levantarnos no solo contra esta reforma, ni contra todas las medidas antisociales que están por venir y no van a parar; no solo contra este Gobierno, sino contra el régimen que los sustenta a todos”, afirman.

huelva24.com