Menores sirios refugiados en Turquía, objeto de abusos sexuales


El campo de Nizip, localizado en al provincia de Gaziantep, sureste de Turquía.

Un total de 30 menores sirios, de edades comprendidas entre 8 y 12 años, han sido objeto de abuso sexual durante varios meses en un campo de refugiado de la provincia de Gaziantep, en el sureste de Turquía.

De acuerdo con un informe publicado este jueves por el diario izquierdista Birgün, un limpiador ha agredido sexualmente a 30 niños en los servicios del campo de refugiados de Nizip (Gaziantep) desde el pasado mes de septiembre hasta el principio del año en curso.

El acusado, identificado sólo como E. E., ha confesado que llevaba a los niños a los puntos ciegos de las cámaras de vigilancia y los obligaba a mantener relaciones sexuales con él a cambio de dinero.

La fuente indica que el violador, de 29 años de edad, se encuentra actualmente en detención preventiva y podría ser castigado con una pena de 289 años de prisión.

Las familias de los menores han conocido los abusos sexuales después de que un niño, identificado como H. I., hablara del hombre y de su persistente mala conducta.

Hasta el momento, han presentado demandas contra el acusado las familias de ocho de los niños; el resto de ellas, sin embargo, no han tomado medida alguna por temor a ser deportados.

Por su parte, la Agencia Turca para la Gestión de Desastres (AFAD) ha indicado que los niños están recibiendo apoyo psicológico y asegura haber implementado medidas para evitar que se produzcan nuevos abusos.

Los líderes de la Unión Europea (UE) llegaron, el pasado mes de marzo, a un acuerdo con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, para deportar a Turquía a todos los migrantes irregulares, incluidos los refugiados sirios que arriban a las costas de las islas griegas por el mar Egeo.

El martes, la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW)reveló la muerte de solicitantes de asilo sirios a manos de agentes fronterizos turcos.

HispanTV