Historia. Vascos en los campos de concentración nazis


En la víspera del Día del Holocausto recordamos las historias de los doscientos vascos deportados a los campos nazis

Josu Chueca Intxusta, Doctor de Historia Contemporánea y profesor de la UPV / Cadena SER
Josu Chueca Intxusta, Doctor de Historia Contemporánea y profesor de la UPV / Cadena SER

Con motivo del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que se celebra este viernes, 27 de Enero, `La Ventana Euskadi´ recuerda a los 200 vascos que pasaron por campos de concentración nazis, con ayuda del historiador Josu Chueca Intxusta y del miembro de Sare Antifaxista, Eduardo González.

Pincha para escuchar el Audio

 

El Doctor de Historia Contemporánea, profesor de la UPV y director de las Aulas de la Experiencia de Gipuzkoa, Josu Chueca Intxusta, asegura que en el caso del Estado español “el tema del exilio, y de los campos de concentración y la deportación, es el patito feo de la memoria, ya que la mayoría de los 200 vascos con nombres y apellidos que fueron deportados a campos de concentración nazis, son unos perfectos desconocidos”.

El colectivo Sare Antifaxista, miembro de la plataforma vasca en la querella argentina, quiere rendir homenaje a todos los combatientes que sufrieron la persecución nazi y, en especial, a los 200 vascos que acabaron que los campos de concentración. Su coordinador, Eduardo González, defiende que “es una historia que debe ser conocida por todo el mundo.

Florentino Mariñelarena, secretario del colectivo `La Ilusión´, de Rentería, que se encarga de recopliar toda la información sobre los resistentes y deportados que pasaron por los campos de concentración nazis, señala que sólo en Gipuzkoa hay 60 casos, la mayor parte en San Sebastián e Irun, con 20 y 18 casos respectivamente.

En su recuerdo, colocan unos adoquines en el suelo de las aceras, delante de los portales de las casas de los deportados, siguiendo el ejemplo alemán de las “Stolpersteine”, obra de Gunter Demnig, y cuyo significado es: “tropezón en el camino”, para que las personas al tropezar con la placa lean lo que pone en ellas: su nombre, el campo de concentración al que fue llevado, si fue liberado o murió en él.

Cadena SER