Historia: Las omañesas que protegieron a los niños evacuados en 1937


FAMILIA DE DIOS FERNÁNDEZ

El 21 de mayo de 1937 salió de Santurce un barco repleto de niños y niñas rumbo a Inglaterra. El vapor Habana atracó en el puerto de Southampton dos días después. Cerca de cuatro mil criaturas, mareadas y desorientadas, descendieron de la embarcación.

Se van a cumplir 80 años de la evacuación infantil que se organizó en el País Vasco después del bombardeo de Guernica, uno de los episodios más cruentos de la Guerra Civil. Los aviones alemanes de la Legión Cóndor, que partían de la Base Aérea de La Virgen del Camino, lanzaban bombas en apoyo a las tropas de Franco.

La Guerra Civil española tomaba un cariz excepcional con el ataque a poblaciones civiles de forma masiva. El miedo recorría las calles de Bilbao y los pueblos situados en zona ‘roja’.

La evacuación de niños y niñas fue una respuesta para proteger a la población más vulnerable del bando republicano. En el barco viajaban un niño leonés, Francisco Robles, y su hermana Carmen.

«Nos dijeron que íbamos por tres meses y nos quedamos toda la vida», dice aquel niño que iba a cumplir 11 años cuando llegó a Inglaterra y que el próximo mes de junio recordará el episodio con motivo de la efeméride en Ipswich, donde le acogieron en la primera colonia.

No se conocieron, pero otra leonesa viajaba en el vapor Habana. Fue la maestra María de Dios Fernández, natural de Vegarienza, una de las primeras en inscribirse para acompañar a los niños y las niñas en la evacuación. «Era la maestra número 5», confirma Carmen Kilner, responsable de la Association for the UK Basque Children. En los archivos figura que llegó acompañando también a tres de las criaturas evacuadas: Elvira, Anselmo y Bernardo Fernández Losada, que figuran con los números 1.313, 1.312 y 1.314 de la evacuación, que regresaron a España en 1938.

Apenas hay más noticias de la presencia de María de Dios Fernández en Inglaterra. Su familia sabe que estuvo en Newport y que su hermana Elvira de Dios Fernández, le acompañó después en aquella aventura. Como recuerdo de aquel episodio su sobrino guarda el cuaderno que le regalaron los niños y las niñas con ilustraciones y dedicatorias poco antes de regresar a España.

Elvira y María de Dios se habían quedado huérfanas de padre primero y de madre siendo casi niñas. Pero estudiaron y fueron mujeres independientes. La más conocida fue Elvira de Dios, que con 15 o 16 años inició los estudios de farmacia en Santiago de Compostela y obtuvo el título en 1929, siendo una de las primeras mujeres en ejercer la profesión en la provincia.

«Tras un corto periodo de tiempo ejerciendo en Vegarienza como farmaceútica consigue acceder a la plaza de Villablino donde ejerce hasta el año 1936», señala Víctor del Reguero en libro Laciana: república, guerra, represión. La guerra civil cambió el rumbo de su vida. Su novio, Manuel Caruezo, que ejercía como médico en Vegarienza, fue paseado.

Parece que durante algún tiempo Elvira de Dios se hizo cargo de la farmacia de La Pola de Gordón. Después se fue a Inglaterra con su hermana María. A su regreso a España, en 1939, fue destinada a Murias de Paredes para el puesto de farmacéutica. Años después se haría cargo de la farmacia de Caboalles de Abajo, donde estuvo hasta su jubilación. Vivió en León hasta 2004, año en que se traslada a Santander con unos familiares. Falleció en 2011 a la edad de 101 años.

Su hermana María también regresó a España y trabajó como maestra en Gijón durante toda su vida laboral. «No podía ejercer en capitales de provincia», comenta su sobrino Carlos Aguado. María de Dios Fernández era maestra nacional y fue depurada por el gobierno franquista, tal y como consta en el Archivo General de la Administración.

Su expediente de depuración como docente abarca desde 1936 hasta 1942 y el domicilio que consta cuando se abrió es en el Concha, la capital del valle de Carranza en Vizcaya. María de Dios Fernández murió el 22 de noviembre de 1986 a la edad de 87 años. Entonces todavía vivían su hermana Elvira y su hermano Onésimo.

Diario de León