Los padres del Peñascal temen que el pabellón no esté abierto en septiembre


La manifestación de protesta por la demora que acumula la puesta en uso de la instalación deportiva ralentizó el tráfico de las calles próximas al colegio al inicio de la actividad lectiva

Padres y niños invadieron durante varios minutos los cruces de calles cercanos al colegio El Peñascal. / TAMARA DE SANTOS

Los padres de alumnos del colegio El Peñascal temen que si no ven abierto y en uso el pabellón deportivo, construido en el patio escolar, antes de acabar el curso, lo encuentren cerrado al volver en septiembre. La historia no es nueva, ya la han vivido otros veranos y no ven movimientos reales por parte de la Junta de Castilla y León y del Ayuntamiento de Segovia, responsables de este proyecto con ocho años de antigüedad, que disipen sus temores. La preocupación fue compartida por muchas de las familias que ayer participaron en un acto de protesta por las calles próximas al colegio situado en el barrio de La Albuera.
Quince minutos antes del inicio de la actividad escolar, padres y niños iniciaron una marcha sonora por las aceras y pasos de peatones de las calles Santa Teresa y Cronista Enríquez pidiendo la puesta en uso, con garantías de seguridad, de esta instalación que ha visto construir centenares de niños sin poder utilizar.
Los constantes gritos de “pabellón, pabellón, pabellón” fueron acompañados con el sonido de pitos, trompetas y panderetas. El paso de los manifestantes generó retenciones y ralentizó el tráfico de esta zona de La Albuera durante unos minutos. Los integrantes de la Asociación de padres de alumnos ‘Las Arenas’ que promueven estas acciones proyectan mantener “actos recordatorios” hasta finalizar el curso y no descartan hacer un seguimiento de la tramitación de la apertura del pabellón durante el verano.

El Adelantado