El «sí» a mantener la identidad arrasa en la consulta de IU con un 94% de votos


Los promotores del procedimiento, en el que ha participado un 45 por ciento de la militancia, se sienten respaldados para pedir cambios en la estrategia de confluencias y en la dirección de la formación

zquierda Unida de Asturias mantendrá su «identidad y presencia» en las elecciones municipales y autonómicas de 2019. Así lo han decidido por un abrumador 94 por ciento los militantes que han votado en la consulta celebrada hoy por la coalición de izquierdas; un 45,17 por ciento del censo de los afiliados asturianos que han respondido a la convocatoria impulsada por un sector. La pregunta concreta era «¿Estáis de acuerdo en asegurar la identidad y presencia de Izquierda Unida / Izquierda Xunida en las elecciones de 2019?», y tras ella late el rechazo o la incomodidad sobre el modo en que se está llevando el proceso de confluencia con fuerzas políticas como Podemos.

A falta del recuento de 63 votos emitidos por correo, los 896 emitidos en mesa se repartieron entre los 843 partidarios del «sí», los 32 que apoyaron el «no», los 19 en blanco y dos anulados.  El secretario de Elaboración, Programa y Participación de IU, Javier Suárez Llana, ha destacado la «normalidad» del proceso y lo ha valorado como un procedimiento de «participación directa que se mantendrá y profundizará». Suárez Llana interpreta que los 959 militantes -de un censo total de 2.123- que han participado piden «reforzar la identidad que nos da nuestro programa político, nuestro proyecto y también nuestras luchas, tanto en la calle como en las instituciones y, desde luego, poniendo toda nuestra identidad y todo nuestro bagaje al servicio de la construcción de una alternativa política de izquierdas para Asturias en las próximas elecciones autonómicas que tendrán lugar en el año 2019».

Por su parte, los promotores del referendo interno han destacado la contundencia con la que ha «arrasado» el sí ,y  apuntan ahora hacia un «replanteamiento de estrategia», pero también hacia un «cambio de dirección» con la mirada puesta en el coordinador general, Ramón Argüelles, quien advirtió tras el acuerdo de convocatoria de la consulta que esta «no definirá cómo se irá a las próximas elecciones», ni «con quién y de qué manera» se concurrirá a ellas.

Tras el acuerdo de convocatoria de la consulta, Argüelles precisó que dicha cuestión habría que decidirla «más adelante» y anticipó una interpretación que resultará como poco discutida por quienes han auspiciado el procedimiento: en su opinión, no se ha preguntado sobre las confluencias en sí ni su concreción de cara a las elecciones, «sino si queremos conservar la identidad de IU». De hecho, él mismo daba por sentado que «lógicamente, el 99% de los afiliados» iban a responder afirmativamente a la pregunta. Al final, incluso se excedió en su estimación, que ha quedado un poco rebajada en el 94 por ciento final en el escrutinio.

El sector crítico con las confluencias va más allá en su lectura de sus resultados, y considera que se siente legitimado para ponerlas sobre la mesa tras un porcentaje de participación que comparan con el de las primarias de las que Argüelles salió elegido como coordinador general de IU en Asturias el pasado octubre. Obtuvo un 37 por ciento de los votos.

La Voz de Asturias