UGT y CCOO se desmarcan de la huelga en Cataluña y los empresarios dicen que el “paro de país” es ilegal


Los grandes empresarios catalanes advierten que el ‘paro de país’ convocado para el día de mañana “no tiene cobertura legal y se trata de una figura jurídica inexistente, sin convocatoria formal de huelga y que priva a los trabajadores de la posibilidad de exigir sus derechos”, según un comunicado remitido a esta hora de la tarde por la patronal Fomento del Trabajo.

“Las faltas de trabajo no justificadas tienen el tratamiento que prevé tanto la ley como los convenios colectivos de aplicación a cada sector y centro de trabajo”, argumenta la patronal catalana. Por contra, la organización que reúne a la pequeña y mediana empresa sí llama a sumarse a la movilización contra la violencia del 1-0, pero pide que esta sea pactada entre empresarios y trabajadores.

Por otra parte, respecto a la convocatoria de huelga general desde el día 3 de octubre hasta el 13, Fomento del Trabajo ha informado a sus socios que se trata de una huelga política, ajena a la relación laboral y que no se encuentra vinculada al interés profesional de sus trabajadores. “Es una huelga convocada por razones meramente extra laborales, a pesar de que recaerán repercusiones económicas de enorme gravedad sobre empresas, ciudadanos, trabajadores y erario público”, asegura la empresa en un comunicado.

Los sindicatos se desmarcan de la huelga general

Por su parte, los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO respaldarán mañana la realización de movilizaciones pero no la huelga general convocada por otros sindicatos minoritarios y que podría extenderse hasta el próximo 13 de octubre.

Es decir, ambas organizaciones impulsarán que sus asociados se sumen al “paro de país” convocado por los independentistas para protestar contra las cargas policiales, pero no respaldan la huelga que apoya la Declaración Unilateral de Independencia que busca el Govern liderado por Carles Puigdemont.

El denominado ‘paro de país’ convocado para mañana incluirá movilizaciones de distinto tipo que están negociándose por parte de empresarios y sindicatos. Estas actuaciones pueden comprender paros de unas horas, protestas frente a los centros de trabajo o incluso la no asistencia al puesto de trabajo usando un día de fiesta remunerado.

Las secciones catalanas de los dos sindicatos mayoritarios pretenden que a la movilización se sumen desde los trabajadores asalariados, hasta los autónomos, los empresarios, los comerciantes, las entidades diferentes o los taxistas, entre otros colectivos.

Contra la independencia unilateral

No obstante, UGT y CCOO han aclarado en un comunicado conjunto que en ningún caso respaldan la huelga general convocada a partir de mañana por otros sindicatos.

“Las declaraciones del president (Carles) Puigdemont en la noche del 1 de octubre no dejaron lugar a dudas de que la única estrategia política que contempla el Govern es la declaración unilateral de independencia. Siendo esto así, UGT y CCOO decimos claramente que no avalamos esa posición ni esa estrategia política”, argumentan.

Ambos sindicatos han subrayado que siguen apostando por “la negociación política e institucional para reconducir el conflicto político” que existe en Cataluña. En este sentido, han instado al Ejecutivo catalán a “no proceder a ninguna medida unilateral más, especialmente a la declaración de independencia”.

Ambas organizaciones establecen distinción entre la jornada de protesta de mañana martes contra la violencia del 1-O y la huelga general también convocada el mismo día: “Las organizaciones en Catalunya han hecho un llamamiento a participar en movilizaciones de denuncia de los excesos que se produjeron el 1 de octubre con otras entidades sociales catalanas, pero no a la huelga convocadas por otros sindicatos. En ningún caso vamos a avalar posiciones que den cobertura a la DUI”.

Huelga política

A esta llamada al paro se sumó esta mañana UGT. Su secretario general, Pepe Álvarez, afirmó hoy que la huelga general convocada para este 3 de octubre en Cataluña es “política” y no “laboral”, aunque explicó que su sindicato respalda la convocatoria porque “hay que responder” a lo ocurrido en las calles el 1-O.

En declaraciones a Antena 3 recogidas por Servimedia, el secretario general de UGT indicó que “no podemos quedarnos al margen” de una convocatoria con la que “creo que la mayoría de la ciudadanía de Cataluña quiere poner de manifiesto su indignación y rabia”. Álvarez apuntó que sería un “fraude” situar esta convocatoria en el plano laboral, pero destacó que el sindicato apuesta por crear un marco en el que quienes quieran puedan expresar su rechazo a los “gravísimos” hechos de ayer en Cataluña con las cargas policiales.

La portavoz de CCOO, Dolors Llobet, que habló en representación de la Mesa por la Democracia, explicó que esta acción “es más que una huelga general, porque una huelga general se refiere al ámbito laboral” y un paro de país “pretende paralizar” Cataluña el 3 de octubre.

Llobet ha asegurado que esta convocatoria no obliga a la Generalitat a fijar unos mínimos, porque no se trata de una huelga general.

Fuentes de Pimec también han precisado que esta patronal avala un paro de país, pero no una huelga general.

De hecho, los sindicatos CGT, Intersindical CSC, COS e Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC) ya habían convocado la semana pasada una huelga general para el 3 de octubre, por lo que la Generalitat ya ha fijado unos mínimos para ese día.

Las universidades se suman

Varias universidades catalanas se han sumado al paro. La Universidad Politécnica argumenta que su motivo es “rechazar la violencia ejercida el 1 de octubre por la Guardia Civil y la Policía Nacional contra los ciudadanos de Cataluña”. Según un comunicado, no habrá ninguna actividad en el centro universitario. Con palabras similares se ha manifestado la Universidad de Barcelona y la Pompeu Fabra, que además cerrarán a cal y canto los centros, no permitiendo entrar a nadie. La Autónoma también se suma, pero permitirá a su personal acceder o no a su puesto de trabajo pese a que “no habrá ninguna actividad académica”.