Los recursos para políticas de empleo se han recortado un 38% en los últimos siete años


Los recursos presupuestarios destinados a políticas activas de empleo se han reducido un 38% entre 2010 y 2017. Es lo que denuncia UGT, que señala que en 2010 el presupuesto total alcanzaba los 38,7 millones de euros, teniendo por entonces cuatro millones de desempleados, una tasa de paro de larga duración inferior al 43% y una tasa de cobertura frente al desempleo del 78,4%.

En contraste, el presupuesto de 2017 es de 23,9 millones de euros, con 3,4 millones de personas registradas como paradas, una cobertura media frente al desempleo del 56% y una tasa de paro de larga duración del 51%. UGT recuerda que la cuantía para prestaciones por desempleo prevista para este año se ha reducido un 6,7%, hasta los 18.027 millones de euros, mientras que el presupuesto destinado a políticas activas de empleo ha aumentado un 6,3%, hasta los 5.575 millones, pero sólo con el objetivo de pagar las bonificaciones a la contratación, no para mejorar los Servicios Públicos de Empleo (SEPE). De este modo, la caída del gasto total en 2017 frente a 2016 tiene su origen en un menor presupuesto en prestaciones por desempleo, que se reducen en 1,3 millones de euros (un -6,7%). Entre otras, han bajado las partidas de prestaciones contributivas (-4,9%), subsidios (-14,2%), Renta Activa de Inserción (-23,9%) y Programa de Activación para el Empleo (-20%).

20 Minutos