EXCLUSIVA: El Santander pudo bloquear el voto de Revilla a favor de Sánchez


El banco cántabro, según las informaciones recibidas en nuestra redacción, llegó a poner encima de la mesa el cambio de domicilio social de la entidad a Madrid en el caso de que el PRC hubiera votado «SÍ»

El poder del Banco Santander va mucho más allá del económico o financiero, tal y como denunció Pablo Iglesias en el debate electoral. A muchas personas habrá extrañado el cambio de sentido del voto del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) en esta investidura respecto a la del pasado verano en la que fue la única fuerza política, fuera del PSOE, que apoyó a Pedro Sánchez. Sobre todo, sorprende por la personalidad de su presidente, Miguel Ángel Revilla, un hombre al que se le podrá criticar por muchas cosas pero, desde luego, no de ser un político «echado para adelante» y que tiene muy claras sus prioridades a la hora de defender las reformas que España tanto necesita, desde el diálogo, sobre todo las constitucionales.

Sin embargo, el PRC votó en contra. ¿Cómo es posible un cambio tan radical en las fechas cruciales? Desde luego, la argumentación que ha dado el diputado Mazón respecto a los intereses de España no cuadra con el discurso defendido por Revilla. Entonces, ¿por qué?

Según han indicado a Diario16 fuentes del sector financiero cercanas al banco cántabro, el Santander habría, presuntamente, influido en la decisión del PRC de votar en contra de la investidura de Pedro Sánchez y de la conformación de un gobierno progresista. Las mismas fuentes indican que, supuestamente, los representantes del Santander pudieron haber llegado, incluso, a poner encima de la mesa el cambio del domicilio social del banco a Madrid.

En estas presiones del Santander podría encontrarse la respuesta a esas preguntas. El poder de las dictaduras privadas del capital es tan grande que ya son capaces de influir en la estrategia de un partido e, incluso, en las relaciones que pudiera tener una formación que gobierna una comunidad autónoma con el gobierno central. No se puede olvidar cómo Pablo Iglesias ya denunció en el debate electoral que Ana Botín había influido en que no se pudiera formar el gobierno de coalición tras las elecciones abril. Tampoco se puede olvidar cómo el propio Santander dijo que prefería un gobierno de PSOE y Ciudadanos, cómo Albert Rivera desoyó esa «recomendación» y dónde está el ex líder de C’s ahora.

Desde luego, la presión del Santander y la posibilidad de que trasladara su domicilio social a Madrid es muy fuerte para una comunidad como Cantabria. Por esta razón, desde un punto de vista político, el mayor error que podría cometer el PSOE es el de romper el acuerdo con el PRC porque, en primer lugar, va a necesitar del voto de Mazón para el resto de la legislatura y, en segundo término, porque dejaría una comunidad autónoma en manos de la derecha, es decir, lo contrario que propone para el resto del Estado.

Por tanto, la legislatura se ha iniciado con un gobierno de coalición progresista y la política, en el día de hoy, ha ganado a los poderes económicos y financieros.

Diario16

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .