Manifestación contra Cifuentes por no aprovechar la reforma de la línea 1 para adaptarla a los discapacitados


Los vecinos recriminan a Cifuentes que no aproveche el cierre de las estaciones durante cinco meses para mejorar su accesibilidad a personas con movilidad reducida

La Plataforma en defensa de la Línea 1 de Vallecas se manifestará esta tarde ante la sede de la Asamblea de Madrid para protestar no sólo porque el Gobierno de Cristina Cifuentes se niega a acometer las obras de esta línea del Metro por fases sino porque tampoco va a aprovechar “el cierre de la mayor parte de sus estaciones durante casi cinco meses para renovar la totalidad de las vías ni será aprovechado para realizar mejoras de accesibilidad para personas con movilidad reducida en las estaciones”.

Por ello, la Plataforma en Defensa de la Línea 1 de Vallecas tras reunirse con el consejero de Transporte, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Manuel Rollán, su viceconsejero y diversos responsables de Metro y del Consorcio de Transportes mantiene la manifestación que esta tarde recorrerá el trayecto entre la estación de Portazgo y la Asamblea de Madrid.

La Fravm, Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid, informa que la plataforma planteó al consejero la necesidad de acometer las obras por tramos “para minimizar el impacto social en un barrio que carece de redes alternativas de Metro y donde la línea de Cercanías –que pasa por El Pozo y Entrevías- sufre frecuentes colapsos (algo que se acentuará en verano por las obras en Recoletos”, una propuesta a la que os responsables del Gobierno regional respondieron negativamente “sin justificar en ningún momento las razones de plazos y seguridad que se esgrimen en la hoja informativa que está divulgando Metro de Madrid entre los vecinos”.

La plataforma vecinal se queja de que aunque en la nota que está divulgado Metro se afirma que “se van a renovar 13,5 km de vía`, la propia Comunidad admitió que “la renovación de las vías no se hará durante esta legislatura, lo que supone que después de 2019 habrá que volver a acometer nuevas obras”.

Desde dicha plataforma aseguran haber consultado a técnicos que le considera que esta renovación completa de las vías se podría hacer aprovechando el cierre de este verano para la consolidación de la bóveda y el cambio de catenaria”. Por otro lado, los representantes regionales “negaron tajantemente la posibilidad de adelantar la apertura del tramo de Sierra de Guadalupe hasta Pacífico”.

Por su parte, los delegados de la Plataforma insistieron en tres aspectos: “la necesidad de aprovechar la obra para resolver los problemas de accesibilidad de las estaciones a personas con limitación en su movilidad; la necesidad de poner en marcha planes alternativos de transporte suficientes mientras duren las obras y, en tercer lugar, que esto no implique un sobrecoste para quienes se vean obligados a acceder al metro sucesivamente”. La Consejería tan solo respondió afirmativamente a esta última petición.

Desde la plataforma consideran muy grave que no se mejore la accesibilidad a personas con movilidad reducida y se eliminen barreras arquitectónicas, a pesar de que –tal y como recuerda la Asociación de Parapléjicos y Personas con Gran Discapacidad y laFundación de Lesionados Medulares, cuyo centro se encuentra en Vallecas-, el Gobierno está legalmente obligado a hacerlo. Recalca los representantes de la plataforma que desde la Consejería se informó al colectivo vecinal que “tan solo está previsto instalar ascensor en Portazgo ¡pero en 2019!” y facilitan un dato que pone de manifiesto los problemas que sufren las personas con movilidad reducida en esta línea: “Solo dos de las seis estaciones de Puente de Vallecas, Alto del Arenal y Miguel Hernández, disponen actualmente de ascensor”.

El Boletín