“Queremos Galego” gana el recurso judicial contra las sanciones por la manifestación del 17 de mayo de 2013


La Policía y la Delegación del Gobierno denunciaron a la plataforma por supuestos incidentes ocurridos durante la marcha con motivo del Día das Letras Galegas

La plataforma Queremos Galego ha informado de que ha ganado el recurso contra la sanción impuesta por supuestos incidentes ocurridos en la manifestación del 17 de mayo de 2013 con motivo del Día das Letras Galegas, y “tras a negativa a retiralas” por parte de la Delegación del Gobierno y el Ministerio del Interior.

En un comunicado, el portavoz de Queremos Galego y presidente de A Mesa pola Normalización Lingüística, Marcos Maceira, señala que hubo una “denuncia por parte da Policía e da Delegación do Goberno” que “só se entende dende o uso político das instituciones e a favor dos intereses do PP”, que entonces estaba al frente del Concello de Santiago, Xunta y Gobierno central.

Para la plataforma, esta “manipulación das institucións” ya había sido “explicitada” por parte del PP con la “negativa municipal a permitir a colocación dun palco ou da megafonía”, lo que fue recurrido en el juzgado por Queremos Galego, o con la modificación “sen tempo” del recorrido notificado a la Delegación del Gobierno, “co obxectivo de obstaculizar a reivindicación a favor da lingua”, denuncia.

“A negativa de Queremos Galego a ceder ás presións do PP para que a manifestación non se celebrase foi o motivo real da multa”, ha recriminado la plataforma, que asegura que “non se trata de feitos illados”, sino que se sucedieron en otras ocasiones.

Marcos Maceira ha esperado que “feitos como estes non se volvan repetir” y ha llamado a participar en la manifestación del próximo día 17, que saldrá a las 12.00 horas de la Alameda de Santiago. El portavoz de la plataforma ha defendido la necesidad de “volver saír un ano máis á rúa para defender a lingua galega como elemento de unión e para garantir a convivencia en condicións de igualdade dentro do pobo e nas relacións con outros pobos”.

El Progreso