El trimestre más negro: la sanidad pierde dos trabajadores cada cinco minutos


El sector ha destruido casi 55.000 puestos de trabajo desde septiembre por culpa de la “estacionalidad, la interinidad y la precariedad insostenibles”, según denuncia la CSIF. Los datos oficiales, elaborados por el Ministerio de Empleo, evidencian no solo la merma en las contrataciones. También la reducción de camas hospitalarias: hay 6.000 menos.

El sector sanitario ha perdido 54.739 puestos de trabajo desde el final de verano, encadenando tres meses consecutivos de destrucción de empleo (19.604 en septiembre, 32.899 en octubre y 2.236 en noviembre), según datos oficiales de la Seguridad Social publicados hace escasos días. Las cifras ofrecidas por el Ministerio de Empleo determinan un descenso de la afiliación a la Seguridad Social de 2.236 trabajadores sanitarios a lo largo del pasado mes.

Si se tienen en cuenta esos datos en este último trimestre ‘negrísimo’ para la sanidad española, los mismos muestran que España ha perdido dos empleos sanitarios cada cinco minutos. El principal motivo: la estacionalidad, interinidad y precariedad que caracteriza el empleo en el sector hoy en día, según coinciden diversas fuentes.

A pesar de todo, España cuenta con el tercer sistema sanitario más eficiente del mundo y hasta EEUU ‘envidia’ la salud pública española. Esto no quita que exista preocupación por la tendencia en el mercado laboral que muestra el sector.

Un portavoz consultado por este medio ha remitido a lo que la página web de su entidad indica.  Esta entidad acaba de resaltar, tras conocerse los pésimos datos oficiales difundidos por el Gobierno, que la situación es más que preocupante.

Como primera noticia destacada en su portal, la CSIF asegura que, entre de las claves para entender el fenómeno de la destrucción de puestos de trabajo sanitarios en el país, se encuentran la interinidad, la estacionalidad y las condiciones precarias de los contratos: “Las cifras de interinidad no son razonables teniendo en cuenta que son ámbitos fundamentales de nuestro Estado del Bienestar y por tanto no pueden estar sometidos a esta variación, como ocurre en otros ámbitos como la hostelería, los servicios o el campo”, señala el sindicato.

La CSIF reclama al Gobierno la convocatoria urgente de la Mesa General de las Administraciones Públicas para establecer una oferta de empleo público acorde a las necesidades de nuestras administraciones públicas, sin tasa de reposición y que evite el abuso de la contratación del personal interino.

“El abuso de la contratación de interinos en el ámbito de la salud y la precariedad en el empleo de nuestras Administraciones Públicas (la Educación registra una variación al alza de 25.121, mientras que la Administración Pública pierde 1.614) han llevado a una situación insostenible”, destaca el portavoz de la CSIF.

Este descenso en la afiliación, el tercero consecutivo y cifrado en un 0,16 por ciento del total, deja la cifra trabajadores dedicados a la sanidad por cuenta ajena en 1.390.659.

Como bien explican los sindicatos que representan a los médicos, enfermeros y demás trabajadores de la salud, hay que aclarar que estas cifras de menos afiliados a la seguridad social no representan necesariamente despidos en el colectivo de los sanitarios, sino finalizaciones de contrato.

Por otra parte, según datos del Ministerio de Sanidad, en 2014 (último dato publicado) se volvió a reducir el número de camas en funcionamiento en centros sanitarios públicos españoles respecto al año anterior, con un total de 6.000 menos en funcionamiento que en 2010, lo que también contribuye a la pérdida de puestos de trabajo.

Hay casos que realmente llaman la atención si se analiza la situación por regiones: la Junta de Andalucía ha recortado 6.200 millones de euros y ha destruido 5.591 empleos en la sanidad desde 2010 hasta noviembre de este año, según cifras de CCOO. En un informe confeccionado por la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de este sindicato, que fue finalizado el pasado mes, se sostiene que “los 5.591 empleos destruidos en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), sitúa a la comunidad a la cabeza de los recortes de toda España”.

El informe del sindicato ha sido realizado en base a datos oficiales, mes a mes y año a año desde el último lustro. “La reducción del número de camas hospitalarias y la destrucción de empleo, con la consiguiente caída en la satisfacción entre los usuarios, hace que la calidad del trabajo en la sanidad española merme año a año“, sostiene el trabajo.

El documento revela que Andalucía es la comunidad autónoma con menos gasto por habitante de España, con poco más de 1.000 euros, -frente a los más de 1.600 de Euskadi- y la segunda, tras Cataluña, en la que más se ha recortado el presupuesto sanitario desde 2010. E igualmente tras la comunidad catalana, tiene el segundo peso relativo más bajo en relación con el presupuesto global sanitario (41,94%), “lo que demuestra que una parte muy relevante de los recortes sanitarios recae en el capítulo de personal”.

En Andalucía se han eliminado casi una tercera parte –un 31,11%- de los empleos perdidos desde 2012 en las comunidades autónomas con mayor número de trabajadores (Castilla la Mancha, Canarias, La Rioja, Madrid, Andalucía, Murcia, País Valencià, Navarra, Castilla-León, Catalunya y Euskadi).

La Información