Valtonyc defiende que no hay ningún tipo de “violencia” en sus canciones


“Es muy duro ver que te pueden meter en la cárcel por escribir canciones y que lo vean tus padres”, dice el rapero a Público. 

Plataforma de apoyo a valtonyc
Plataforma de apoyo a valtonyc

Josep Valtonyc no puede creer, dos días después de la sentencia de cárcel emitida por la Audiencia Nacional, las múltiples muestras de apoyo que le están llegando de tanta y tanta gente anónima, implicada con su causa. “Algún insulto de te lo mereces me llega de gente del círculo balear pero siempre hay gente gilipollas”, relata en unas declaraciones exclusivas para Público.

Visiblemente afectado al otro lado del teléfono, Josep no para de darle vueltas al duro proceso al que se está enfrentando toda su familia y amigos. “Es muy duro ver que te pueden meter en la cárcel y que lo vean tus padres por escribir canciones”.

En la noche de ayer, le llegaba un nuevo mensaje a Valtonyc. No era de ningún Juzgado. “Tenía un correo del equipo de Facebook, informándome de que me suprimían la publicación con mi número de cuenta. No quieren que la gente condenada y pobre hable”, añade. La falta de medios y la eliminación de estos mensajes en esta red social lo han obligado a perder parte del público que se podría acercar a ayudarlo, a través de Facebook: “Tiraremos con Twitter, con manifestaciones, con lo que haga falta”.

El proceso de denuncia y posterior condena al rapero mallorquín comenzó en el año 2012. “Todos esos años juntos le tengo que pagar al abogado. Ojalá la movilización hubiera empezado antes y no hubiera llegado a la condena firme que tengo hoy”. El joven Valtonyc se enfrenta a tres años y medio de cárcel. Tres mil euros de multa y cinco mil euros de gastos para el abogado. “¿Se creen estos jueces que puedo pagar casi diez mil euros al Estado trabajando en una frutería a media jornada?”.

Desde que terminara los estudios obligatorios, Valtonyc se ha buscado la vida de trabajo en trabajo. “Ahora estoy en una frutería pero solo a medio turno como tanta gente que se parte la cara en España”, denuncia.

En las redes, los mensajes reciben miles de retweets. Le quedan pocos minutos para ir andando a su trabajo en el pueblo mallorquín de Sineu. En las próximas semanas su abogado presentará el recurso ante el Tribunal Supremo. Sin embargo, aclara que “antes tendrá que juntar durante estos días los tres mil euros que vale presentar los papeles, antes de que me lleven a la cárcel”, aclara.

Relee sus mensaje al otro lado del altavoz con mucha indignación. “Yo no apoyo a ETA, a mí lo que me flipa es vacilar al facha de turno que aún vive en el aznarismo y acusa hasta a las mujeres que abortan de ser etarras”. Cuando se le pregunta sobre si se arrepiente por la dura condena de sus letras recalca que “en España el único terrorismo que existe es el terrorismo legal, que es el miedo a perder el curro, que te quiten la casa y no salir de la precariedad a la que nos someten. Y yo no hago apología de ello, soy anticapitalista”.

Tras cinco años de duro proceso, Valtonyc recalca que no ve ningún tipo de violencia en sus letras. “Violencia es padres de familia haciendo malabares para dar de comer a su familia. Personas de todas las edades haciendo cola en comedores sociales. Ir a reclamar tus derechos y que encima te lleves cuatro porrazos. Que la tercera edad, que ha currado toda su puta vida, tengan una pensión de mierda y le envíen la carta para notificarles que se la han subido 30 céntimos. O estás en mi bando o estás en el suyo. No hay más”.

Público