Los sindicatos exigen el desbloqueo de la negociación colectiva ante la FES


Más de un centenar de personas, convocadas por CCOO y UGT, instan a la patronal a retomar el diálogo y sacar adelante los convenios que aún están pendientes de renovación

La nieve no impidió que los trabajadores se concentraran frente a la sede de la Federación Empresarial Segoviana para reivindicar unos salarios dignos. / KAMARERO

Los sindicatos continúan con las movilizaciones en todas las provincias para instar a la patronal a retomar la negociación colectiva y desbloquear la situación actual. Hace ya un mes que salieron a la calle por primera vez, pero nada ha cambiado, por lo que ayer más de un centenar de trabajadores volvió a concentrarse delante de la Federación Empresarial Segoviana (FES), convocados por CCOO y UGT.
Manuel Sanz, secretario provincial de UGT Segovia, agradeció a los participantes su asistencia
—más numerosa que en la convocatoria del 22 de febrero—, ya que la nieve no invitaba a salir a la calle precisamente, y puso de relevancia que “lo importante es que estemos todos unidos”.

En cuanto a las reivindicaciones, al igual que en la última manifestación, siguen siendo “conseguir unos salarios dignos y acabar con la precariedad laboral. Pedimos a la patronal que se desbloquee la negociación colectiva y que se apliquen unos salarios que correspondan a la actividad económica de este país —dijo Sanz—. Vemos que las empresas cada vez están ganando más dinero, que el PIB está aumentando y paralelamente el IPC están creciendo, pero a la clase trabajadora no le está llegando”.

Por ello, insistió, “pedimos que a los trabajadores y a los ciudadanos se les reconozca el esfuerzo que han hecho hasta ahora y tengan unos salarios dignos y acorde con la economía de este país”.
Alejandro Blázquez, secretario provincial de CCOO Segovia, añadió que “seguimos en las mismas condiciones, con los convenios bloqueados. La patronal insiste en ese bloqueo permanente y no nos da otra opción que manifestarnos, aunque el tiempo se nos viene en contra”, dijo en alusión a la nevada que en esos momentos caía sobre Segovia.

“Nosotros seguimos insistiendo en lo mismo, en la necesidad de derogar la Reforma Laboral, que es la que nos trae aquí y seguiremos combatiéndola en el nivel en el que nos movemos”, apuntó, añadiendo que “la negociación colectiva también sigue paralizada, la situación es de bloqueo total y la previsión que tenemos de la patronal es que siga ahí encallada”.

“Lo de apretarse el cinturón es una frase muy típica de la patronal y luego te lo aflojas, te los aflojas y al final se te caen los pantalones; y no podemos seguir con ellos en los tobillos. Tenemos que ponernos los pantalones y seguir para adelante, no podemos permitir según qué cosas a los empresarios”, concluyó Blázquez.

Diálogo social. “Hay que exigirle también al Gobierno que impulse lo que realmente predica, y en Castilla y León tenemos un ejemplo, que es la herramienta del diálogo social, que es una cuestión tripartita entre los sindicatos, el Gobierno y los empresarios y que ha dado sus resultados”, apuntó Sanz, porque “es la herramienta con la que estamos dispuestos a negociar cualquier circunstancia y a la mesa nos tenemos que sentar las tres partes y el Gobierno tiene que obligar a los empresarios a que se sienten de forma honesta a negociar una reivindicación que los trabajadores creemos justa”.
Para el secretario provincial de UGT no se trata de una cuestión provincial o regional, sino nacional: “El Gobierno de este país tiene que obligar a la CEOE a sentarse de forma honesta con las centrales sindicales mayoritarias para desbloquear la situación”.

En cuanto a los salarios, Sanz reconoció que la mayor preocupación de los sindicatos está en el tipo de contratos que se están haciendo en la actualidad, marcados por la temporalidad: “La precariedad laboral está haciendo que ahora mismo la mayoría de los contratos sean a tiempo parcial, a media jornada o incluso menor, con una repercusión salarial ínfima. Queremos unos salarios dignos, pero unos contratos también dignos que equilibren al situación de los trabajadores a la situación real de la economía de este país”.

El adelantado