La España peregrina vuelve del olvido


Tres exposiciones muestran en el 80º aniversario del arranque del exilio republicano el impacto cultural y social de la diáspora

En los primeros meses de 1939 más de medio millón de españoles cruzaron la frontera con Francia. Con aquel éxodo masivo se iba cerrando el último capítulo de la Guerra Civil y arrancaba la primera etapa de un largo e incierto exilio que se prolongaría durante cerca de cuatro décadas y se expandiría por el continente americano y el Caribe, la URSS y Europa.

Ochenta años después de aquella retirada, una monumental exposición documental y artística y dos muestras fotográficas, inauguradas este miércoles en las Arquerías de Nuevos Ministerios en Madrid, reconstruyen y rinden homenaje a la diáspora republicana.

ver fotogalería

Retrato de Robert Capa de un músico de la Filarmónica de Barcelona campo de Bram marzo de 1939.
Retrato de Robert Capa de un músico de la Filarmónica de Barcelona campo de Bram marzo de 1939. ROBERT CAPA INTERNATIONAL CENTER OF PHOTOGRAPHY MAGNUM PHOTOS CONTACTO

Comisariada por Juan Manuel Bonet, 1939: Exilio republicano español sigue el rastro de aquella España peregrina desde la frontera con Francia hasta la devolución del Guernica de Picasso a España en 1981. “Esta es la exposición más grande que se ha hecho sobre el tema y se muestra mucho material que nunca había sido expuesto”, explicó este miércoles el exdirector del Museo Reina Sofía, que también participó en la primera muestra dedicada al exilio presentada en 2002 en el Palacio de Cristal del Retiro. La nueva exposición traza un amplio recorrido histórico con documentos, fotografías, objetos —desde maquetas de barcos hasta la bandera con crespón que se usó en el entierro de Azaña—, películas, material radiofónico, grabaciones de lecturas, carteles, libros y más de medio centenar de cuadros.