La Asamblea de Madrid cancela la charla contra la violencia machista de una activista señalada por Vox


Ciudadanos, desde la presidencia de la institución, cancela el monólogo de Pamela Palenciano con el argumento de que “no se pueden hacer representaciones teatrales”

Pamela Palenciano (monologuista): “El feminismo me salvó la vida"

El equipo de Juan Trinidad revoca los permisos de uso de la sala para las ponencias y justifica que la decisión responde solo a “criterios técnicos”, no de contenido. Unidas Podemos había invitado a la activista, señalada por la extrema derecha, dentro del marco de unas jornadas el próximo 29 de enero 

La Asamblea de Madrid cancela una charla de la activista Pamela Palenciano contra la violencia de género. La presidencia de la institución, ostentada por Ciudadanos, ha comunicado a Unidas Podemos, grupo que invitó a Palenciano, que no podrá participar en las jornadas previstas en la Asamblea porque no están permitidas “las representaciones teatrales” en este espacio y porque la solicitud para disponer de la sala no se corresponde con lo que se quiere hacer.

Con este argumento, la presidencia de la Asamblea ha revocado el permiso concendido a Unidas Podemos para usar una sala de la institución. La decisión, aseguran fuentes del equipo de Juan Trinidad, responde solo a “criterios técnicos” porque los usos de las salas están recogidos en “acuerdos de Mesa”.

Su intervención estaba prevista para este jueves 29 de enero, pero se ha visto cancelada a última hora cuando el jefe de gabinete de la presidencia ha convocado a la portavoz de Unidas Podemos, Isa Serra. En la reunión no estaba el presidente, según confirman ambas partes.

La líder del grupo parlamentario denuncia que la Asamblea de Madrid está “vetando” la charla “por el contenido”. “Les hemos pedido que nos trasladen por escrito esta decisión”, apunta en conversación con eldiario.es. Serra explica que ha intentado “redefinir” el formato con la presidencia, dado que es lo que se les ha referido como impedimento sin que se haya propuesto alternativa. “Les hemos dicho que era un error político”, añade Serra.

Fuentes del equipo de Trinidad niegan que la cancelación tenga relación con el contenido. “No sabemos cuál es el contenido”, dicen y aluden a que la “nota de prensa publicada” por el grupo parlamentario no se corresponde con lo previsto en la solicitud enviada a la Cámara para el uso del espacio. “En el comunicado también decían que el acto era abierto al público”, añaden.

La portavoz de Unidas Podemos sostiene que han seguido correctamente el procedimiento para solicitar unas jornadas de este tipo. “Se ha pedido la sala, lo necesario para llevar a cabo las charlas, las sillas… sin que hubiera ningún problema”, señala.

La Asamblea de Madrid ha celebrado actos institucionales con actuaciones artísticas recientemente. La semana pasada, se organizó una conmemoración al holocausto judío en la que se encendieron velas y se dio un pequeño concierto. El acto también contó con el testimonio de varios supervivientes del nazismo. La diferencia con la charla de Palenciano es, según fuentes institucionales, que en este caso no era abierta al público y formaba parte de un “acto institucional”.

Palenciano ha sido señalada durante los últimos meses, y especialmente en los últimos días, por la extrema derecha, que se ha servido de bulos para intimidarla y desacreditar la labor de los profesionales que imparten contenidos sobre diversidad sexual, feministas y contra la violencia machista en colegios e institutos. En esta ocasión, los diputados de la Asamblea de Madrid tendrán la oportunidad de presenciar su monólogo.

La iniciativa surgía del grupo parlamentario de Unidas Podemos Izquierda Unida, que invitará “a los grupos políticos que sostienen a quienes tratan de criminalizar a Pamela y a otras tantas mujeres, a que vean con sus propios ojos y escuchen en qué consiste el monólogo para que dejen de colaborar con su silencio o con sus alianzas con el acoso de Vox a Pamela Palenciano”, explicaba la portavoz del partido en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, esta misma mañana antes de conocer la decisión de Trinidad. “Si no quieren educación en igualdad y derechos para las mujeres en los colegios, lo que es una condición para vivir en una sociedad justa, la tendrán en los colegios y también en la casa de todos los madrileños, la Asamblea de Madrid”, defiendía. La iniciativa de Unidas Podemos Izquierda Unida pretendía que los grupos que han denostado la actuación de Palenciano la conocieran de primera mano. 

Palenciano mantuvo durante su adolescencia una relación sentimental con un chico que la maltrataba y ejercía violencia sobre ella de maneras muy diversas. Un noviazgo que duró seis años (de los 12 a los 18 años). La ahora activista contra la violencia machista logró salir de aquella relación, pero hasta que no consumó la ruptura no entendió que había sido víctima de malos tratos, al comenzar a tratarse psicológicamente y contactar con movimientos feministas.

El veto parental, bautizado por Vox como pin parental, se trata de una de las propuestas estrella de la formación de extrema derecha desde las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo y de la que sus defensores hablan cada vez que se refieren al tema de la educación afectivo-sexual en las aulas. En la práctica, se trata de un papel que permite a los padres vetar las actividades externas que cuestionan sus convicciones morales, ideológicas o religiosas en los colegios.

Después de imponer esta medida en Andalucía y Murcia donde gobiernan en coalición PP y Ciudadanos a cambio de aprobar los presupuestos, Vox quiere que se implante también en Madrid. La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (PP) y el vicepresidente, Ignacio Aguado (Cs), descartan que el Gobierno vaya a aceptar esta exigencia de la formación de Santiago Abascal.

El Diario