Un informe de la CIA afirma que Felipe González “acordó la creación” de los GAL


La CIA confirma la existencia del terrorismo de Estado en España ...

En un documento fechado en 1984, la agencia estadounidense admitía la guerra sucia contra ETA y reconocía que “si la supuesta participación de Madrid es confirmada, las credenciales democráticas del Gobierno español y del Partido Socialista quedarían manchadas seriamente”.

Los servicios secretos de Estados Unidos, en concreto su agencia de inteligencia, la CIA, tienen muy claro que Felipe González fue el famoso “señor X” de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), la banda terrorista que actuó entre 1983 y 1987 y que practicó la llamada “guerra sucia” contra ETA. El diario La Razón informa de que la CIA ha desclasificado varios documentos y que entre ellos hay uno del año 1984 que afirma, sin el menor atisbo de duda, que el Gobierno de Felipe González organizó los GAL, algo que en España ya se sospechaba desde hace tiempo, pero que nunca se ha recogido en ningún documento oficial como sí hace la CIA.

En el informe de la CIA, titulado España: Terrorismo vasco y respuesta gubernamental se afirma de forma clara: “Felipe González ha acordado la creación de un grupo de mercenarios para combatir fuera de la ley a terroristas”.

La CIA reconoce también que los GAL “han sembrado el miedo y la desorganización entre los rangos de los etarras fugitivos” –entonces el grupo paramilitar había asesinado ya a nueve personas en el sur de Francia– y explica que los mercenarios “no serían necesariamente españoles y tendrían como misión asesinar a los líderes de ETA en España y Francia”. “Los terroristas están todavía más a la defensiva porque saben que salir de España no garantiza la seguridad”, concluye el informe.

La agencia estadounidense admite que la operación no sólo es ilegal, sino que pone en cuestión la esencia misma de la democracia: “Si la supuesta participación de Madrid es confirmada, las credenciales democráticas del Gobierno español y del Partido Socialista quedarían manchadas seriamente”. Y añade: “El gobierno del primer ministro Felipe González, que muchos pensaban sería blando con el terrorismo, se ha mostrado implacable en la resolución para erradicar ETA a través de una combinación de concesiones políticas a la minoría vasca e intensificando los esfuerzos legales”.

El informe establece las “conexiones” del GAL con el hampa, la Organización del Ejército Secreto (OAS), y la Legión Extranjera Francesa. La CIA también recuerda que no es la primera vez que desde España se combate a ETA de forma ilegal y cita los antecedentes de grupos paramilitares como Anti Terrorismo ETA (ATE), la Alianza Apostólica Anticomunista (Triple A) y el Batallón Vasco Español.

El informe que ahora ha visto la luz mantiene pártes todavía ocultas, en especial las biografías de mercenarios que cita en los informes por su relación en la guerra sucia contra ETA.

Los GAL fue un grupo parapolicial que contó con la ayuda del Gobierno español para atentar contra miembros de ETA entre 1983 y 1987. En concreto, cometió más de treinta acciones terroristas, matando e hiriendo a cerca de sesenta personas. Años después fueron condenados los exministros del Interior José Barrionuevo y José Corcuera, el secretario de Estado por la Seguridad Rafael Vera, el secretario general del Partido Socialista de Euskadi-PSOE, Ricardo García Damborenea; el gobernador civil de Guipúzcoa Julen Elgorriaga, el teniente coronel Ángel Vaquero y el general de la Guardia Civil del cuartel de Intxaurrondo Enrique Rodríguez Galindo.

Público