Con lo defraudado por los ERE y los cursos se pagaría una renta mínima a un millón de personas


  • Los sindicatos presentan una iniciativa en el Congreso para el pago de una renta a personas en riesgo de pobreza.
  • El dinero defraudado por la corrupción en los dos casos que les implican asciende a 4.200 millones. El importe permitiría pagar esa renta anual a un millón de personas.

Sólo con el dinero defraudado en los casos de corrupción en los que están implicados los sindicatos, el caso ERE y el de la formación en Andalucía, se  podría pagar una renta mínima a un millón de hogares en riesgo de pobreza en España. 

El cálculo se realiza a partir de la Iniciativa Legislativa Popular que este mismo miércoles han presentado los dos principales sindicatos, UGT y CCOO, en el Congreso. Según esta propuesta, esa renta sería de 340,80 euros mensuales- el 80% del Indicado Público de Renta de Efectos Múltiples- lo que supone 4.089 euros al año, en doce pagas.

Según los cálculos de los investigadores, el dinero defraudado en ambos casos ascendería a unos 4.200 millones de euros-3.015 en el caso de la formación y 1.200 en los ERE. Con ese dinero se cubriría la renta anual de  1.027.146 personas. 

 “No se pueden quedar en la estacada”

Los sindicatos han reclamado a los políticos que tras el 26-J tomen en consideración esta iniciativa, que irá destinada a aquellos que no tienen ingresos o perciben rentas inferiores al 75% del salario mínimo interprofesional.

“No se pueden quedar en la estacada”, ha señalado el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. Pepe Álvarez, de UGT, ha añadido que la renta “debe estar desligada de la crisis” y convertirse en un ingreso para quienes no lo tienen.

La renta será compatible con otras, a excepción de las prestaciones contributivas y no contributivas de la Seguridad Social, beneficiará a2,1 millones de hogares y costará unos 11.000 millones al año, el equivalente al 1% del PIB. La financiación correrá vía impuestos con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, si bien la prestación estaría gestionada por la Seguridad Social.

El dinero defraudado sigue siendo una incógnita

El dinero defraudado por los dos grandes casos de la corrupción que afectan a los sindicatos en Andalucía es imposible de cuantificar. Por el momento, los cálculos se basan en el informe que la Intervención General de la Junta envió al juzgado de instrucción número 6 de Sevilla y que cifra en 3.015 millones de euros el dinero perdido en la formación entre los años 2005 y 2013.

El caso EDU supera incluso al de los ERE, de mayor impacto mediático. Bajo este caso, los investigadores desentrañan un “entramado sistemático y continuo en el tiempo” de desvío de fondos para formación de parados a centenares de empreass e intermediarios. En esta trama han participado, según las investigaciones, asesorías, sindicatos y patronales, con una “clara connivencia por parte de la Junta de Andalucía”.

Mientras, a través de los ERE se habrían defraudado unos 1.200 millones de euros. UGT Andalucía está implicada también en el caso de las facturas falsas, por el que la Junta reclamó al sindicato unos 15’3 millones, tras las irregularidades detectadas en una veintena de expedientes de subvenciones.

la información