Más de 60.000 franceses se echan a la calle contra la reforma laboral del Gobierno de Hollande


Francia se ha vuelto a echar a la calle contra la reforma laboral del Gobierno de Hollande. Las protestas contra la nueva ley de trabajo, convocadas a lo largo de todo el territorio, fueron seguidas por 64.000 personas, según la policía francesa. Los sindicatos, en cambio, elevan el número de manifestantes en toda Francia hasta las 200.000 personas. Las autoridades policiales estiman que, solo en París, 15.000 personas participaron en la marcha contra la reforma laboral.

Sin embargo, el sindicato CGT —principal convocante de la marcha— elevó esa cifra hasta los 55.000 manifestantes La concentración de este martes es la undécima lanzada por las organizaciones sindicales desde que se filtraron a mediados de febrero las primeras disposiciones sobre ese proyecto de ley, que ahora se somete a voto en el Senado. Unas 30 personas fueron detenidas en París de manera preventiva por miedo a que tuvieran lugar nuevos altercadosLa anterior protesta, celebrada el pasado jueves, reunió en la capital francesa a entre 19.000 y 20.000 personas, según las cifras policiales, o 60.000, según los sindicatos.

Para evitar los altercados que han sido habituales en las marchas precedentes, el dispositivo de seguridad desplegado por las fuerzas del orden fue amplio y controló a los manifestantes en los diversos puntos de entrada al recorrido oficial, que fue desde la plaza de Bastilla hasta la de Italie. En total, según indicaron fuentes de la prefectura de Policía, hasta han sido detenidas una treintena de personas para impedir su participación en la protesta, frente al centenar de la manifestación de la semana pasada.

Ver más en 20Minutos