Murcia: Una marcha sindical en bici recorrerá la ciudad el jueves


Los representantes de los trabajadores exigen un incremento salarial de 200 euros al mes en dos años y el concejal Guillén asegura que la ley no lo permite

La brecha entre las reivindicaciones de los sindicatos y la postura de la Concejalía de Personal, que dirige José Guillén, se hace cada día más grande. Mientras que cuatro de los cinco sindicatos con representación municipal -Sime, CCOO, UGT y CSIF- siguen reivindicando una subida lineal de 200 euros al mes -100 este año y 100 en 2017- y una reducción de jornada de 37,5 horas a 35 horas semanales, el Servicio de Personal insiste en que «no se puede incumplir la ley».

De hecho, los sindicatos van a seguir protestando en la calle y el próximo jueves, a las 8 de la tarde, saldrán en bicicleta desde la Fica para terminar ante La Glorieta. «Pararemos las protestas en agosto -indicó Manuel Martínez, del Sime-pero estamos dispuestos a seguir llevando nuestra protesta a la calle hasta que lleguemos a un acuerdo que beneficie a los 3.000 funcionarios y empleados públicos». Manuel Martínez indicó que «hay conserjes que ganan 1.100 euros, y con eso no tienen para vivir, mientras que otros, del grupo A, ganan hasta 6.000 al mes».

Los representantes sindicales reconocen que legalmente no es posible la reducción de la jornada laboral: «Por eso pedimos que se reduzcan 30 minutos al día y que ese tiempo se dedique a formación». Además, indican que hay 500 vacantes, que tienen su partida presupuestaria en los gastos de Personal, y que se podían aplicar a la subida salarial de los empleados públicos, que llevan seis años de recortes.
Por su parte, el concejal de Modernización de la Administración, Calidad Urbana y Participación, José Guillén, expresó su predisposición al diálogo para mejorar las condiciones laborales de los empleados municipales. No obstante, recordó a los sindicatos que «el aumento lineal de 200 euros a cada funcionario contraviene la Ley de Medidas Extraordinarias de 2012 y la de Presupuestos Generales del Estado».

Guillén añadió que «no vamos a pagar más porque se trabaje menos, ni vamos a subir los impuestos, ni podemos incumplir las leyes nacionales que limitan actualmente las negociaciones colectivas en los ayuntamientos de España». El edil agrega que «se trata de dar más por más y no de pagar más por trabajar menos como plantea algún sindicato».

La Verdad