Los accidentes laborales mortales crecieron un 300% en julio


Comisiones Obreras de Madrid (CCOO) ha denunciado que, según elInstituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, se hayan producido en el mes de julio, 6.338 accidentes laborales, de los cuales 31 fueron graves y 8 fueron mortales, lo que supone un “incremento del 300 por ciento” respecto al mismo mes del 2015, donde hubo 2 muertes.

El sector más afectado es el de servicios, cuyo incremento es de dos a cuatro accidentes mortales. El Gobierno regional, por su parte, se aferra a los datos delInstituto Nacional de Seguridad e Higiene que hacen ver que la Comunidad es la región de España con el índice de siniestralidad laboral más bajo, con 2.725 casos entre junio de 2015 y mayo de 2016, un 15 por ciento menos que la media nacional (3.211).

La organización sindical también pone de relieve el continuo incremento de la siniestralidad laboral en la Comunidad de Madrid. En lo que va de año el total de accidentes laborales ha aumentado un 9.64 por ciento, pasando de 47.307 a 51.866 accidentes. Por su parte, los accidentes graves y mortales han experimentado un incremento del 8.02 y del 25.58 por ciento respectivamente, pasando de 187 a 202 accidentes graves y de 43 a 54 accidentes morales.

Los motivos de este incremento son, según expone el sindicato, “la falta de inversión de las empresas madrileñas en la prevención y el incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, junto a la falta de implicación de los empresarios”.

Carmelo Plaza, secretario de Salud laboral de CCOO de Madrid, expone que para paliar esta situación “tanto la Inspección de Trabajo como la propia Administración regional deben intensificar el control en la aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en estas empresas incumplidoras con la normativa y sancionar de manera ejemplar a estos empresarios, al margen de otras responsabilidades penales que la Fiscalía debe imputar por un delito de riesgo contra la seguridad y salud de los trabajadores”.

CCOO de Madrid considera inadmisible las muertes en el trabajo y denuncia el incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos laborales y la falta de inversión en seguridad como factores fundamentales en el crecimiento continuado de la siniestralidad laboral y reclama un esfuerzo colectivo que cambie esta tendencia, que debe estar basado en mayores inversiones en prevención de riesgos laborales y un reforzamiento del desarrollo de todas las políticas preventivas. También es imprescindible que se culminen con éxito las negociaciones del V Plan Director en Prevención de Riesgos Laborales y que se trabaje conjuntamente para conseguir un compromiso firme y de apoyo de la Asamblea de Madrid a la implementación de políticas que emanen de este acuerdo.

Madrid diario