El GRS se queda a las puertas de Cubillos ante la retirada de los mineros


Los manifestantes, apostados a las puertas de la eléctrica decidieron levantarse antes de afrontar multas

Los trabajadores están apostados a las puertas de la eléctrica. |L.N.C.

El Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) se quedó a las puertas de Cubillos, cuando se dirigían a las puertas de Compostilla para levantar a los mineros apostados desde primera hora de la mañana y manteniendo el cierre a la eléctrica. Cuando la Subdelegación de Gobierno se hizo eco de que la situación se iba a poner difícil y que los antidisturbios iban a actuar “decidimos levantarnos, porque tendremos que afrontar multas de unos 6.000 euros y no estamos para eso”, dice el secretario del Comité de Empresa, Pablo Ménguez. De todos modos, esta tarde se reunirán para encaminar nuevas medidas de protesta “tenemos claro que no vamos a parar”, dice Ménguez “pero no sabemos de qué manera nos vamos a mover”.

Los mineros se apostaron a las puertas de Compostilla a primera hora

El Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) estaba preparado para salir a Compostilla y sofocar la revuelta minera que se ha iniciado esta mañana con el cierre de las puertas de la central por parte de un centenar de trabajadores de Minero Astur Leonesa. El hartazgo, asegura el secretario del Comité de Empresa, de USO , Pablo Ménguez, les ha llevado a “gastar los últimos cartuchos”, tras la reunión bipartita empresa Endesa, en la que les comunicaron que la eléctrica no cogería carbón hasta octubre al menos. Así las cosas, los trabajadores han querido asentarse a las puertas de la eléctrica para obligarla a coger carbón propio “porque lo que no niega es que siga cogiendo carbón de fuera”, dice Ménguez.

Los trabajadores montaban tiendas de campaña a primera hora con la intención de que la manifestación se alargara. Incluso paralizaron la entrada de los coches de la Mancomunidad de Aguas, pese a que el Comité había quedado en abrirles paso. Así las cosas, la Guardia Civil avisaba de que el GRS estaba preparado para actuar en las próximas horas y aseguraban que esas tiendas de campaña no se iban a utilizar.

La Nueva Crónica