Colombia: LA UNIDAD DEL PUEBLO TAREA INMEDIATA, por Hubert Ballesteros Gómez-Prisionero Político


Hoy se ha sellado en el palacio de Nariño una versión remosada del FRENTE NACIONAL. Los partidos políticos de la burguesía colombiana, una vez más firman un pacto que en esencia busca dar al traste con los anhelos de paz de los colombianos.

La modificación de los acuerdos firmados el 26 de septiembre en Cartagena, tiene como objetivo, asegurar los privilegios de que han gozado y mantener el poder por otros 50 años, por supuesto en provecho propio.

El 2 de octubre pasado se repitió la traición de la oligarquía al pueblo, tal como ocurrió el 20 de julio de 1810 cuando el patriciado criollo, acordó compartir el poder con la corona española.Igual paso el primero de diciembre de 1957 cuando la oligarquía, después de llevar al pueblo a una confrontación partidista que cobró la vida de más de 300 mil colombianos, convocó a las urnas para asegurar el dominio de sus dos partidos (Liberal y Conservador) en una repartición paritaria del poder, excluyendo al pueblo que había sufrido como ahora los horrores de la guerra.

Lo ocurrido el pasado domingo, no es otra cosa que un nuevo acto de traición de la oligarquía representada en la unidad nacional, a un pueblo que creyó que el presidente y sus partidos de gobierno, tenían voluntad genuina de paz.

La existencia de una acuerdo de paz firmado por el representante del establecimiento y la insurgencia de las FARC-EP, en el que se sientan las bases de la reconciliación y la paz con justicia social, debe ser el motivo para que ahora el pueblo se una para exigir su implementación.

SI LA OLIGARQUÍA SE UNIÓ PARA CONTINUAR LA GUERRA EL PUEBLO DEBE UNIRSE PARA EXIGIR LA PAZ.

Cárcel la Picota Octubre 5 de 2016.