El último presidente de la República en el exilio regresó a Asturias en 1977


Fundó junto al rector Alas, fusilado en Oviedo, la Agrupación Asturiana del Partido Republicano Radical Socialista

José Maldonado. Fue el fue el último presidente de la Segunda República en el exilio.
José Maldonado. Fue el fue el último presidente de la Segunda República en el exilio.

Mañana se cumple el trigésimo segundo aniversario del fallecimiento en Oviedo (1985) de quien fuera el último presidente de la República Española en el exilio, José Maldonado González (Tineo, 1900). Y el Ateneo Repúblicano de Asturias, presidido por Alejandro Villa, rendirá homenaje el sábado a su figura a partir de las 13 horas en el cementerio de La Espina (Salas), donde reposan sus restos. El propósito era el de colocar una lápida, cuya inscripción recoge sumariamente la biografía de quien fundara junto a Leopoldo García Alas Argüelles -hijo de Clarín y rector de la Universidad de Oviedo, fusilado por las fuerzas insurrectas contra la II República- la Agrupación Asturiana del Partido Republicano Radical Socialista. La placa evoca su condición de alcalde de Tineo, diputado en Las Cortes, consejero del Consejo Soberano de Asturias y León -una vez que se desencadenó la guerra civil- y ya en el exilio, ministro y presidente de la República Española, desde 1971 a 1977. Agregando su cualidad de «ciudadano íntegro». La suscriben los ayuntamientos de Tineo y de Salas, y el Ateneo Republicano de Asturias.

Por lo que respecta al Consejo Interprovincial de Asturias y León, ocupó el cargo correspondiente a Obras Públicas, en diciembre de 1936, habiendo de trasladarse a Francia una vez que Asturias cayó en manos de los sublevados frente al gobierno legítimo. Sin embargo, regresaría a España en 1937 para ponerse a disposición del segundo gobierno de Juan Negrín, siendo nombrado director general de Carreteras. José Maldonado retornó definitivamente a Asturias en 1977, tras el establecimiento de la democracia en España, poniendo fin a su presidencia republicana del exilio, donde había sustituido tras su muerte a Luis Jiménez de Asúa.

Destaca Alejandro Villa que en la hora de de su fallecimiento, Maldonado carecía de unos mínimos bienes económicos, subrayando su probidad, la integridad y honradez de su vida y obra. Intervendrán en el acto el propio presidente del Ateneo Republicano, quien ha sido profesor de Historia en las universidades de Wisconsin y Wyoming; el presidente de Asturias Laica, José Luis Iglesias; la sobrina nieta del homenajeado, Conchita F. Maldonado, y el presidente del Foro por la Memoria de Guadalajara, Pedro García Bilbao. Los organizadores han recibido muchas adhesiones, entre ellas la de Leopoldo Tolivar Alas, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Oviedo y nieto de Clarín, quien ha remitido un texto que se leerá durante el tributo, o la del historiador David Ruiz.

El Comercio