El pacto educativo y la Lomce llevan a los cántabros a sumarse a la huelga educativa


Profesores, estudiantes y padres de Cantabria se sienten excluidos del acuerdo nacional por la educación, no ven atisbos de tumbar la actual ley educativa y siguen sufriendo los efectos de los recortes de los últimos cursos

Profesores, estudiantes y padres toman en febrero de 2015 las calles de Santander en defensa de la educación pública
Profesores, estudiantes y padres toman en febrero de 2015 las calles de Santander en defensa de la educación pública

Profesores, estudiantes y padres se echarán a las calles el próximo 9 de marzo en Cantabria para secundar la huelga general de la enseñanza que se ha convocado en toda España. Argumentan que tienen dudas sobre la “voluntad real” del Gobierno de la Nación de alcanzar un pacto educativo y de derogar la Lomce.

En su protesta cuenta con el apoyo de la Consejería de Educación en lo que a rechazar la ley educativa del PP se refiere. Pero el consejero Ramón Ruiz no entiende que se haya convocado una huelga general tan pronto. “Es algo precipitado porque se está trabajando por un pacto social y educativo para la educación y yo creo que habría que darle más tiempo y recorrido”.

La cuestión entonces es saber qué razones han llevado a los sindicatos STEC, UGT y CC OO, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) y los colectivos estudiantiles Frente de Estudiantes y Colest a sumarse a la convocatoria de las diferentes movilizaciones previstas para ese día.