18 Julio, golpe de estado y crimen de la esperanza de un pueblo


El próximo 18 de julio se cumplen 81 años desde el sangriento golpe de Estado contra la República española. Los militares fascistas, aun habiendo jurado lealtad al nuevo régimen surgido del 14 de abril, no cumplieron dicho juramento y se levantaron en armas contra el Gobierno democráticamente elegido.

En lugar de defender al pueblo como era su obligación, se encargaron de asesinarlo impunemente. Ese pueblo que había respaldado mayoritariamente la República. Fue un golpe premeditado, con villanía y maldad. En el cual desde un principio los fascistas y sus secuaces tenían claro que para acabar con el sistema legal que se habían dado los españoles, deberían emplear todos los medios a su alcance, incluido el exterminio sistemático de todos los opositores al fascismo como bien queda documentado en la misiva que mando Mola a todos los participantes en el mismo.

Pero el golpe no solo fue posible por la participación de parte del ejército, sino que recibió el apoyo incondicional y entusiasta de los mismos que durante siglos habían esquilmado al pueblo español, es decir la gran burguesía, la Iglesia católica, los terratenientes y los grandes magnates de las finanzas.

Pero no se debe olvidar que una vez iniciado el conflicto, los fascistas contaron con la “neutralidad” de las “democracias” europeas que mirando hacia otro lado dejaron hacer a la Alemania nazi, y a la Italia fascista, que aportaron sustanciosos recursos económicos y militares al bando sublevado, saltándose la neutralidad que habían firmado en el “Pacto de no intervención” bajo el auspicio de la Sociedad de Naciones. Solamente el generoso esfuerzo por parte de la URSS, México, las Brigadas Internacionales y a los numerosos intelectuales que se mostraron partidarios de la República española, alivió en parte las carencias de la II República española.

Después de 81 años los luchadores asesinados por los franquistas y  por sus secuaces por defender la República y la libertad siguen en las cunetas, las incautaciones económicas no han sido revertidas y lo más humillante de todo  esto  es que hasta la fecha no se ha hecho nada para revertir este absurdo bajo los diferentes gobierno de una monarquía corrupta y heredera del genocida Franco. Salvo alguna medida timorata o con promulgación de leyes insuficientes, como la de la Memoria Histórica aprobada bajo el gobierno de Zapatero. Debe ser ya una obligación, por parte de las instituciones del Estado, rendir homenaje a las víctimas del terrorismo franquista y del terrorismo de estado ejecutado en la monarquía.

Es hora de actuar con urgencia, pues no puede haber cambio posible dentro de un régimen que persigue a los trabajadores con leyes injustas para no ejercer el derecho a huelga, o en el cual se conculca el derecho de libertad de expresión como en el caso de los titiriteros, Alfon, o el más reciente de los jóvenes de Alsasua. Mientras los “compy yoguis”, los “froilanes”, los “urdargarines” y las amantes del rey emérito, son apoyados por las leyes que dicen son iguales para todos, pero que se usan en su exclusivo beneficio, cuando no reciben cuantiosos recursos del Estado, que son sustraídos de la educación, sanidad o de las becas para que nuestros jóvenes se formen. No nos vale la nueva regeneración que tan complacientes han aceptado la vieja y la nueva izquierda en la figura de Felipe, no nos vale ni él, ni Juan Carlos, pues mientras no nos dotemos de un régimen popular, democrático y republicano no será posible abarcar los cambios que la sociedad española necesita con urgencia. Es hora de decirlo claro y alto, sin ruptura, sin República, no habrá cambio posible. Es la hora de la República, por mucho que los viejos y los nuevos líderes de la izquierda digan que no es el momento. No es hora de mirar los réditos electorales. Es la hora de mirar por el pueblo, por los trabajadores, por las gentes humildes, por los parados… por tanta gente que necesita una respuesta urgente a sus justas demandas. Las cuales no se resolverán en un régimen heredero del fascismo que vino a perpetuar a las mismas clases y a los mismos políticos en el poder para ejercer de tapón a las justas demandas del pueblo trabajador. Por todo ello decimos, ¡¡¡VIVA LA REPÚBLICA!!! ¡¡¡ABAJO LOS BORBONES!!!

Madrid, 14 de julio de 2017

Comité Federal de Federación de Republicanos (RPS)

federación@republicanos.info
www.federacion.republicanos.info
@Republicanos1