El número de trabajadores afectados por ERE se dispara un 40% hasta julio


Los afectados por despidos colectivos aumentan un 12,8% y los de suspensión de contrato suben un 74%

Resultado de imagen de despidos por ere

El número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) autorizados por las autoridades laborales o comunicados a las mismas subió un 40% en los siete primeros meses en comparación con el mismo periodo del 2018, hasta sumar 44.745 afectados, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Las empresas inmersas en un procedimiento de regulación de empleo disminuyeron el 0,6% entre enero y julio, hasta un total de 1.304, en tanto que los expedientes se redujeron el 14,6%, hasta 1.678 procedimientos.

Por tipo de procedimiento, el número de trabajadores afectados por despidos colectivos subió un 12,8% en tasa interanual, hasta sumar 14.500 trabajadores. Las suspensiones de contrato afectaron a 28.920 trabajadores, un 74% más, mientras que los afectados por expedientes de reducción de jornada bajaron un 46,7%, hasta los 1.325 trabajadores.

Del total de procedimientos registrados hasta julio, el 89,9% contaban con acuerdo entre las partes, según los datos del Ministerio de Trabajo. Por sectores, industria y servicios concentraron el mayor número de afectados por ERE en los siete primeros meses, con 28.229 y 14.669 trabajadores, respectivamente, con un repunte del 85,3% en el primer caso y un descenso del 2,8% en el caso de los servicios.

La construcción, por su parte, registró 1.350 trabajadores afectados por regulaciones de empleo, el 28,3% más, en tanto que en la agricultura se vieron inmersos en un ERE un total de 467 trabajadores, un 15,4% menos que hasta julio del año pasado.

Por comunidades autónomas, la que registró un mayor número de trabajadores afectados por regulaciones de empleo en el periodo enero-julio fue la Comunidad Valenciana, con 14.870 trabajadores implicados, cuatro veces más que en el mismo periodo del 2018. Casi todos los trabajadores afectados en esta región se vieron inmersos en un ERE de suspensión de contrato (11.850). En ello han tenido mucho que ver los ERE temporales de suspensión de contratos que se han aplicado a lo largo de este año en la factoría de Ford en Almussafes. El número de trabajadores afectados por ERE bajó hasta julio en seis comunidades y subió en once y en Ceuta y Melilla.

Los mayores descensos se los anotaron La Rioja (-49,7%) y Madrid (-32,9%), mientras que los mayores ascensos correspondieron a Comunidad Valenciana (+354,5%), Cantabria (+96,7%) y Galicia (+89,9%).

El Periódico