Nuevos enfrentamientos entre manifestantes y policía en India


La policía y los manifestantes se enfrentaron este viernes en la ciudad de Lucknow, en el norte de India, en una nueva protesta contra una polémica ley de ciudadanía que dejó tres muertos en las últimas horas

Resultado de imagen de enfrentamientos entre manifestantes y policía en India

El último balance da cuenta de tres muertos por disparos el jueves, lo que lleva el balance total a nueve víctimas mortales desde que empezaron las manifestantes la semana pasada.

La ley que desató las protestas otorga la ciudadanía a refugiados de Afganistán, Pakistán y Bangladés, pero solo si no son musulmanes.

Se trata de las manifestaciones más importantes desde la llegada al poder en 2014 del gobierno nacionalista hindú del primer ministro Narendra Modi.

En muchos lugares de este país de 1.300 millones de habitantes se mantiene la prohibición de manifestarse.

El viernes los enfrentamientos tuvieron lugar en Lucknow, la capital del estado de Uttar Pradesh (norte), donde varios centenares de personas fueron detenidas cuando iban a manifestarse, indicó un periodista de la AFP en el lugar.

Las fuerzas de seguridad cargaron contra la muchedumbre a golpes de bastón y de gases lacrimógenos.

El jueves un manifestante murió por heridas de bala en esta misma ciudad, indicó a la AFP un médico que no quiso identificarse.

La policía desmintió haber disparado pero el padre de la víctima declaró al periódico Times of India que dispararon a su hijo tras haberse encontrado en medio de una manifestación cuando había salido a comprar.

Las fuerzas de seguridad también dispararon el jueves contra la muchedumbre en Mangalore (sur) para dispersar una manifestación de unas 200 personas y mataron a dos manifestantes, dijo a la AFP el portavoz de la policía, Qadir Shah.

Otros cuatro manifestantes fueron hospitalizados por heridas de bala.

“Iban hacia el barrio más concurrido de Mangalore. Esto provocó una carga con palos. Luego les lanzaron gases lacrimógenos. Pero teniendo en cuenta que los manifestantes no se detenían la policía tuvo que disparar”, explicó el policía.

La nueva ley no afecta directamente a los indios de confesión musulmana pero temen ser discriminados tras cinco años de gobierno nacionalista hindú.

Infobae