Una donación de 100 millones para Juan Carlos I desde Arabia Saudí: cronología del caso que retrata al monarca


Juan Carlos I, junto a Corinna Larsen, en un viaje privado a Alemania en febrero de 2006
Juan Carlos I, junto a Corinna Larsen, en un viaje privado a Alemania en febrero de 2006 KORPA / GTRES

Felipe VI renuncia a la herencia de su padre un día después de que The Telegraph revelara que es el segundo beneficiario de la fundación que recibió 100 millones de Arabia Saudí

El rey Felipe VI ha anunciado este domingo que renuncia a la herencia de su padre, que además dejará de recibir la asignación que hasta ahora percibe de los Presupuestos Generales del Estado por su condición de monarca emérito y que ha alcanzado en los últimos ejercicios los 194.232 euros al año.

Comunicado de Federación de Republicanos (RPS): “LA PODREDUMBRE ENDÉMICA DEL RÉGIMEN MONÁRQUICO

El anuncio llega solo un día después de que el diario británico The Telegraph revelara que Juan Carlos I percibió 100 millones de Arabia Saudí a través de una fundación en cuyo patronato figura el actual jefe del Estado. Esta información se une a las que se han venido publicando en los últimos meses sobre la fortuna del monarca en Suiza.

eldiario.es detalla a continuación las fechas clave relacionadas con este caso:

8 de agosto de 2008. En pleno verano de 2008 el rey Juan Carlos I recibe supuestamente una donación de 100 millones de dólares del Ministerio de Finanzas de Arabia Saudí. Esta transferencia, ahora investigada por la Fiscalía suiza por considerar que podrían ser una comisión por la adjudicación de las obras del Ave a La Meca a empresas españolas, se habría hecho a través de una cuenta abierta en el banco helvético Mirabaud a nombre de la fundación panameña Lucum, vinculada al rey emérito. Entonces, el monarca saudí era Abdalá bin Abdulaziz, que falleció en 2015.

5 de mayo de 2012. Félix Sánz Roldán, entonces director del CNI, viaja a Londres a reunirse con Corinna Larsen. La empresaria entendió aquel encuentro como una amenaza, pues el general le dijo que para garantizar su seguridad y la de sus hijos debería seguir sus instrucciones, incluida la de no hablar con la prensa. En un acta notarial que figura en un juzgado de Madrid, Larsen describe una supuesta operación de espionaje, amenazas e intento de robos de documentos por parte del CNI con la colaboración de una empresa de seguridad de Mónaco.

Verano de 2012. Juan Carlos I retiró dinero durante varios años dinero de esa cuenta del Mirabaud hasta que en 2012 donó los 65 millones de euros que quedaban a su expareja Corinna Larsen a través de otro banco suizo con sede en las Bahamas, según las pesquisas abiertas en Suiza, desveladas por Tribuna de Ginebra. Esta donación habría tenido lugar en pleno escándalo por su viaje de caza en Botsuana con Larsen, cuando el banco le urgió a sacar los fondos de la entidad por una cuestión de “reputación”. Según OkDiario, Juan Carlos I también habría donado otros dos millones de euros en 2011 y 2012 a Marta Gayá, con la que mantuvo otra relación extramatrimonial durante tres lustros.

Febrero de 2015. El comisario jubilado José Villarejo viaja a Londres y graba a Corinna Larsen cuando supo por el expresidente de Teléfonica Juan Villalonga que la expareja del rey emérito aseguraba haber sido amenazada por el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán, uno de sus grandes enemigos. El viaje se produce cuando Villarejo todavía está destinado en la Dirección Adjunta Operativa de la Policía y habían comenzado a emerger las informaciones sobre sus negocios paralelos e implicación en tramas delictivas.

Julio de 2018. Los medios OkDiario y El Español hacen públicas las grabaciones del encuentro entre Corinna Larsen, Villarejo y Villalonga en Londres. En esos audios, la expareja del monarca le atribuye el cobro de comisiones por el AVE a la Meca y el uso de testaferros para ocultar una supuesta fortuna en Suiza y un terreno en Marrakech. “No distingue lo legal de lo ilegal”, llega a decir. El fiscal especial suizo Yves Bertossa inicia entonces una investigación secreta y detecta el rastro de la supuesta donación a Larsen tras unas pesquisas en los despachos de Arturo Fasana, gestor de fondos radicado en Ginebra, y Canonica.

25 de julio de 2018. El expresidente del CNI Félix Sanz Roldán, entonces todavía en el cargo, comparece ante la comisión de secretos oficiales del Congreso a propósito de las revelaciones de Corinna Larsen. El general reconoce que había viajado a Londres para hablar con la empresaria, pero traslada a los diputados que la expareja del rey emérito le pidió protección. Ella ha asegurado, sin embargo, que el CNI la espió y el general en persona la amenazó. El PSOE se da por satisfecho con las explicaciones. Podemos cree que su intervención siembra aún más dudas.

7 de septiembre de 2018. El juez Diego de Egea archiva la causa abierta en la Audiencia Nacional un mes y medio antes por las revelaciones de Corinna Larsen. El magistrado, en sintonía con la Fiscalía Anticorrupción, considera que no hay pruebas suficientes contra el rey emérito y que, además, era inviolable cuando tuvieron lugar los presuntos hechos. Estas pesquisas formaban parte de la pieza número cinco del caso Villarejo, denominada Carol.

5 de marzo de 2019. El despacho de abogados británico Kobre&Kim, que representa los intereses de Corinna Larsen, informa a Felipe VI de su supuesta designación como beneficiario de la Fundación Lucum, radicada en Panamá y través de la cual Juan Carlos I percibió 100 millones de Arabia Saudí. Así lo recoge un comunicado hecho público por la Casa Real más de un año después, el 15 de marzo de 2020.

19 de septiembre de 2019. El fiscal anticorrupción Luis Pastor se traslada a Londres para interrogar a Corinna Larsen en el marco de una investigación abierta en la Fiscalía para investigar los indicios de cohecho internacional por las presuntas comisiones en el proyecto del AVE a La Meca a las que aludía la expareja del rey emérito en los audios de Villarejo. Anticorrupción había abierto estas diligencias de investigación porque aunque consideraba que, con los indicios del caso Villarejo, no se podía investigar al rey si detectaba un posible caso de corrupción en las transacciones internacionales en la construcción del AVE a La Meca. Esta es la única investigación que sigue abierta actualmente en España por esta cuestión.

Octubre de 2019. El fiscal suizo Yves Bertossa se reúne en Madrid con el fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón; el encargado de la investigación por el AVE a La Meca, Luis Pastor; el juez Manuel García-Castellón, y los fiscales que con él trabajan en el caso Villarejo, Miguel Serrano e Ignacio Stampa. El intercambio de información se produce porque Anticorrupción mantiene abiertas unas diligencias por un presunto delito de cohecho internacional en la construcción del AVE a La Meca y Bertossa sospecha que ese podría ser precisamente el origen inicial de los fondos que acabaron en manos de Corinna Larsen.

12 de noviembre de 2019. Corinna Larsen envía al fiscal Bertossa un comunicado en el que niega que la donación millonaria que recibió de Juan Carlos I tenga relación con la licitación del AVE a la Meca. “Una mirada rudimentaria a la cronología del origen de los fondos lo muestra claramente”, dijo su abogado a El País. La empresaria ha sostenido que se trata de un “regalo no solicitado” por cuidarlo durante años de mala salud.

19 de diciembre de 2019. El fiscal suizo Yves Bertossa llama a declarar en calidad de investigados a Corinna Larsen, a Arturo Fasana, a Dante Canonica y a los representantes de la banca privada Mirabaud.

29 de febrero de 2020. Corinna Larsen asegura en una entrevista publicada por The Daily Mail que lleva sufriendo “abusos” por parte del CNI desde hace ocho años y que éstos siguen produciéndose. La empresaria contrata a un reputado abogado londinense, experto en derecho internacional y en extradiciones, y ha anunciado que denunciará a Sanz Roldán y al rey emérito en el Reino Unido, donde no alcanzaría su inviolabilidad.

Marzo de 2020. La Fiscalía Anticorrupción aguarda que Suiza conteste la comisión rogatoria que le remitió para conocer formalmente la investigación que la justicia helvética sigue por la supuesta donación de 65 millones de euros de Juan Carlos I a Corinna Larsen. La solicitud de información de Anticorrupción se produce después de que la Fiscalía suiza hiciera lo propio con sus colegas españoles.

14 de marzo de 2020. El diario británico The Telegraph revela que Felipe VI aparece como el segundo beneficiario de la fundación ‘offshore’ Lucum, vinculada al rey emérito y a través de la cual se ingresó una supuesta donación de 65 millones de Arabia Saudí a su padre, el rey emérito Juan Carlos I, según investiga la Fiscalía suiza.

15 de marzo de 2020. Felipe VI renuncia a la herencia de su padre y deja al monarca emérito Juan Carlos I sin la asignación que hasta ahora percibe de los Presupuestos Generales del Estado por esa condición  y que ha alcanzado en los últimos ejercicios los 194.232 euros al año.

El Diario