Manual de supervivencia, por Enriqueta de la Cruz*


Dado el momento a que se ha llegado, de acoso al pueblo a un ritmo vertiginoso, puesta en máximo riesgo nuestra salud, condenados a la pobreza: energética, de pan, cultural (por que les da la gana que sea así y lo provocan así, ojo, no porque no haya recursos)…

Dado el momento a que se ha llegado, de acoso al pueblo a un ritmo vertiginoso, puesta en máximo riesgo nuestra salud, condenados a la pobreza: energética, de pan, cultural (por que les da la gana que sea así y lo provocan así, ojo, no porque no haya recursos)…

Conducidos por la nueva religión inquisitorial que dicta a quién odiar, a quién amar…

Confiscadas nuestras viviendas (ocupadas de facto por el capital voraz en lo que llaman eufemísticamente “teletrabajo”), condenados a bañar a nuestros críos mientras se atiende la enésima gilipollez, absolutamente innecesaria así como súper apremiante del jefecillo avatar de turno (drogado, depravado, tal como la protagonista de la película: “Toni Erdmann”, esa muchacha dedicada a las consultorías –esos centros que sirven en bandeja el crimen social disfrazado de palabros tapadera y números que somos para el poder, que crean criminales, cáscaras vacías repugnantes, gangrena contaminante, hijos irrecuperables…).

Dado todo esto y mucho más: nuestras ciudades llenas de cámaras antipersona en cada semáforo, en cada esquina, calles cortadas al paso (a tapar la calle… que no pase nadie…: quien no tenga dólares en el bolsillo manchados de coca para pagar las multas, las medidas coercitivas arbitrarias…); nuestros centros sanitarios cerrados (sin que nadie nos haya consultado, ¡ay democracia… ¿quién la lleva y a dónde?!), nuestros call centers en off (“nuestros” porque los pagamos) y páginas donde sellar el paro sin funcionar (así nos van desacostumbrando a la deconstrucción de lo construido: hucha solidaria de la Seguridad Social, pensiones, medios de supervivencia, derechos adquiridos a base de bien de sudar para ello…).

Nuestros maestros a los que el poder dispone o lo intenta para no perder la plaza (bajo la amenaza también del delito de odio ad hoc del sistema) a tragar y tragar, hacer apología o al menos simpatizar pronto del-con el corte de tetas, del-con la hormonación en minoría de edad de quien se levanta con dudas de identidad (quizá solo dudas de pubertad, ¿quién sabrá? si hasta está prohibido hacerse estas preguntas; manda la industria farmacéutica) del-con la indefinición identitaria…

Padres, pronto, dispuestos a tragar en lo más sagrado como antes no cortaron la pilila a cada cura violador, pedófilo, depravado, enfermo de esos que siempre matan al otro antes de pegarse un tiro ellos (más ecológico y eficiente; más justo a los ojos de Dios creador -naturaleza para los no creyentes, Pacha Mama…) que creó la inocencia y la infancia no para que se la follaran, sino para que vivieran sanamente esa etapa maravillosa de la vida…

Dado que los media nos mienten como bellacos a tanto (millones) la trola; que se normaliza y frivoliza la corrupción como se blanqueó el franquismo y los pactos puñeteros que nos iban vendiendo el país, y el alma…, como no se presta atención a los falsos delitos de odio que nos están colando mientras nos sirven odio a puñaos y nos preparan para apuñalar al prójimo, irrespetar a los ancianos, dar la puñalada a los padres, mentir a la familia, venderse a la mafia, ingresar en las filas de los represores, carcas, expendedores de drogas mil… En fin…

Dado que nos traen las guerras, el tráfico descarado de personas, la muerte a manos llenas, que en épocas de abundancia, tecnología y posibilidades de reparto, igualdad, fraternidad, libertad, socialismo, creación, avances, progreso…, se rompe la baraja al servicio de las mismas minorías viciosas de todos los tiempos.

Dado que han fracturado ya tantos cerebros con lenguajes, métodos, escuelas de deconstrucción, de ruina humana, sin un relato relacional y racional a que agarrarnos (ni un clavo ardiendo queda ya en las ferreterías…).

…Y que van a por más…

Antes de perecer hay que ir haciendo una guía de supervivencia, entre todos. Alguna aportación recogidas aquí y allá (no vayan a creer que yo sea capaz de pensar tanto…) y les diré:

Como premisa pregúntese usted quién es, y aun sin ponerse limitaciones (pues a todo se puede llegar siempre que se curren las cosas debidamente y por sus cauces…), si hoy usted es un paria, un exobrero, un precario, un parado, un jubilado (no me refiero a esos tipos residuo del franquismo y post, a esos de pensión de varios miles de euracos… sino a un jubileta normal y cabal) con cargas familiares…, o es, pa más inri, una mujer en pleno trampantojo preparado por el patriarcado radial, dependiente del subsidio, de su padre, de su madre… aun cuando le dejen usar el lenguaje inclusivo…

Y le pilla la crisis como que así y tal…, pues hombre-mujer, no se autoengañe, no “compre” que es un burgués, un rico, un propietario (tener un piso en la playa y la hipoteca pagada, dista con mucho de esa categoría…), un Rothschild, un pirata, un Borbón adicto al borboneo, un cualquiera de esos tipos. O que es una mujer liberada porque le dejen gritar cuatro consignazos too me el 8M delante de una bandera deslucida a rosita o semivioleta, sindical o lo que sea (que antes era roja y se pasó por la lavadora sin fijadores del color)…

¡Un poco de orgullo y sentido de clase, por favor…! Le voy a dar una mala noticia: La lucha de clases existe, sí, todavía, claro que sí. Que no le mientan porque, además, en esta lucha usted es el-la “eliminable”, la que quieren comerse con patatas…

Aplíquese entonces lo consiguiente y pregúntese:

1.- Qué viene: Mundo unipolar (que a mí me parece imposible que mande una sola potencia porque nunca nadie abarcó la extensión de la tierra y porque hoy hasta para lo de las estaciones espaciales hace falta colaboración de otros…). O mundo multipolar (que a mí me parece que es lo que hay ya, de facto, porque mientras estas guerras híbridas, día sí y día también, se hacen pactos, se compran y venden provisiones de todo en “aguas” que dejan “neutrales” a propósito, se las apañan para abrirnos o cerrarnos el grifo a conveniencia de sus guerras y, vamos, que se nos están repartiendo el mundo ante nuestros ojos ciegos y nos mienten una barbaridad…: Hoy en día no es cosa de Waterloo y similares, con sus rendiciones y tal, rayas delimitadoras tan claras…: se mata y se negocia…; se negocia y se sigue matando, al tiempo).

Una realidad: en cualquiera de estos modelos cabe la dictadura…

2.- Qué nos “vende” cada cual (ya que les gusta tanto a esos el mercado, usemos de momento la visita al mercado para ver si nos va la mercancía):

a): Globalización pero menos (a currar a casa, a no comprar tanto, a la atomización y cada uno con sus cascos puestos) y a lo bestia con el reseteo, avatar, transhumanismo y súper vigilancia y represión (ponerse el chip); ida al espacio y vivir como sardina en lata (el que les convenga, no sea eliminado y salga sano y salvo de esta locura que nos están haciendo vivir); robots, cura de nuevas enfermedades, quien sabe si semi inmortalidad para los más petardos…

b): Nacionalismos echando para adelante la pelota del supuesto progreso a lo bestia hasta que todas las potencias en liza consigan ir de la mano, desarrollos iguales al del rival, etc. (porque el punto “a” está cantado que nos lo quieren hacer llegar…, aunque todo se les pueda torcer, cambiar, nada está escrito). Aquí se ve una derivada mixta: sí intercambios y globalización e incluso capitalismo a la usanza de siempre para unas cosas, pero cierre de fronteras para otras como el control de la población de cada cual y modelos tipo: la mujer otra vez en casa y con la pata quebrada…; por ejemplo, religiones y pactos con ellas, sociedades con papas, imanes, popes… Por ejemplo, usted puede decir: “ curacos de cualquier clase: ¡otra vez, no, por todos los diosses! Eso no lo compro”.

3.- Qué nos conviene de verdad, qué podemos construir.

 Céntrense en esto último y prepárense:

1.- Apaguen los media, enciendan la cabeza. NO más consumo de estupefacientes en forma de noticias, de drogas duras administradas al cerebro. La guerra es cognitiva, dispara a la cabeza. No se exponga a esos rayos del mismo modo que rechazaría estar de blanco en un campo de tiro. Es muy peligroso, radiactivo, bomba atómica que deja huella. El dedito que funde a negro esa calamidad lo tenemos nosotros… Está en nuestras manos…

            2.- Huyamos del negativismo estratégico, anestésico, conductista, banal… Adviertan a los pelmas que no les manden este tipo de mensajes-recurso del propio poder, del sistema, que estas almas cándidas (que siempre andan dándonos la brasa con su exhibicionismo de wasap y redes…) creen combatir: “que está pa hundirse, que se resuelve recogiendo plásticos asquerosos, que si las energías solares o el reciclaje de vidrio” (ambas cosas una contracosa ecológica tal como hoy se hacen, por cierto…). Extiéndanles alternativas…

Denles las mala noticia de que no son únicos, ni ellos ni sus males, y díganles que a sus lindos cachorritos, sus papás y parentelas con el duodenal fatal, con babitas y notas brillantes del cole, no se lo pongan a la hora de comer encima de la mesa en plan fanfarrón… (ni sus propias neuras y demás)…

Que compartan las penas de verdad que les importen como las alegrías, pues el amigo no es solo para cañas, pero sin victimismos ni creyéndose exclusivos, por favor…

Busquemos amigos inteligentes, buenas personas, receptivas, y no cenizos, no reptilianos, o directamente reptiles… Por cierto, que no les vengan con ciertos mantras: No somos ratas, exceso de población, menos que los animales, etc… El exceso son ellos (los súper poder)…

Huyan como de la peste de los nuevos jóvenes envejecidos antes de tiempo, conservadores al máximo, abducidos por el poder, amigos de la regresión a estados de 60 años para atrás por lo menos, vendedores y expendedores de filfas y mentiras peligrosas como que todos somos responsables del hambre en África, del no respeto a los pueblos indígenas, o como que los súper explotados tengan por derecho darnos patadas en las espinillas sin más…, en fin, en vez de ayudarles a su bienestar real, que nunca pasa por simplismos: es más difícil y comprometido el temita… Todo eso constituye un engaño principalmente a los súper explotados, precisamente… Como ser parte del cuento de la Oenegés de la Charity sin contribuir en trabajos de construcción paralelos para una sostenibilidad real de cada persona, cada pueblo. Igual huyan de esos otros críos de cuarenta y tantos modelo mundo avatar que lo compran todo ya…

Unos y otros pueden simplemente ser unos dictadores, que les toman el pelo y nada más, que les restringen lo que no les gusta a ellos y nada más. Y la cuelan con su esperar a que usted les pague la cuenta, esperar que no les fastidiemos con la controversia (que es tan buenísima, por cierto…), que les demos la razón en todo, compremos sus pelis y sus cambios de parecer incluso, sus espacios donde no nos dejan pasar, sus países de nunca jamás, etc. Estos tipos no admiten otra…

            3.- Coherencia que es la madre de la ciencia. No me vuelva con que si Ayuso, que si la Yoli, que si el Sánchez, que si los tacones de la vice, que si el coletas cortadas y su chalet, que si la OTAN… Salga del Tsunami, cree… Esos son barcos “jundíos”, muertos, con “abujeros…”, todos partes del circo: poli bueno-poli malo, zanahoria, amenaza, palo… Son la saga de los Falcon Crest, ajena totalmente a nuestras necesidades, inquietudes. Trabajan en contradirección…

            4.- Salgamos de su lenguaje y su estructura, de sus etiquetas que acotan, definen, prohíben, construyen y deconstruyen: de sus vallas: saltémosla, de sus corralitos, de sus metáforas que nos piensan (Leamos ese maravilloso libro de Emmanuel Lizcano: “Metáforas que nos piensan”). Hablemos llano y claro como el pueblo llano: nada de estas palabrotas acojonantes: “cultura de cancelación”, “viejuno”, “safe spaces”, “recursos humanos”, “excedentes”, “sobrantes”. ¡Basta de eso!

            5.- Cultivemos los contrarios (I): solidaridad, cultura, reflexión, pensamiento crítico, criterio, sentido común, lu-ci-dez…  Se extiende el virus del escapismo y de recomendar a cada cual que consulta con su psicólogo que sea más egoísta, lo que lleva a un caos en el orden programado por el sistema: infantil, animal, voraz, donde en cada recreo, cada niño adulto demanda comer a demanda (como si fuera niño de teta), salir por su tangente, follarse a su madre, fastidiar al compañero, hacer lo que le da la gana… Salgan de la trampa de la flexibilidad: siempre hay un listo, un rápido, un borde mayor que se sale con la suya, que conduce, que mata…

            6.- Cultivemos los contrarios (II): lo lento, el detalle, los libros gordos, que son bien interesantes, la rebeldía, la valentía no temeraria para variar, los hijos, los nietos, los consejos de la abuela, el amor, la memoria, la solidaridad, la amistad, las cualidades de cada cual frente a esa uniformidad pretendida: cada persona es un mundo, es única, es como es con sus artes y aportaciones: ayuda a que no anulen nuestra personalidad… También es bueno ser rápido, corto, el haiku japonés… Pero, sobre todo, el término medio que está ahí para desbordarlo asimismo. Un poco de echarle cabeza y ganas…

Piensen que todo lo que te meten por los ojos como lo claro, es lo contrario, pues además de ser una amenaza, oculta otra cosa peor: por ejemplo, tanto de que nos vamos a helar en invierno con los precios energéticos fatal, malo, es que viene la explosión de la burbuja financiera, cuando estemos distraídos: a zas y a degüello. Quieren matarnos al descuido. Pero… Piensen… Esto no es lo que hay y “eso de aporta o aparta” no lo repliquen porfa.

Y por favor… ¡Qué coñazo tanta nirvana! –leed “Siddhartha” de Hesse, el hombre que siempre propuso ante la duda, la libertad-. La globalización está bien porque los hombres y pueblos interdependientes no se pelean, es lo que tiene; el “contamíname” de Ana Belén está súper, aprendemos de los demás… Pero no vamos a “comprar” comer mierda o estar meditando que meditando al menor contratiempo porque los ascetas lo hagan debido a que se les acostumbre a pasar hambre ¡de todo!, porque en su avidez los cerdos capitalistas no quieran repartir sus diamantes (que son de sangre y son de otros como la sangre: de otros…, y son un robo manifiesto de recursos africanos, de países del llamado subdesarrollo, ¡ja, qué ironía!), ni nos dejen sembrar trigo, ni que todos comamos…

A ver, un poco de por favor… Re-Leamos: “El existencialismo es un humanismo”, de Sartre, sobre la responsabilidad: primero para con nosotros mismos: es esencial; por ahí empieza todo…

Compartamos conocimiento, dejemos el protocolo, y sobre todo: Evitemos que nos puedan por El jodido miedo: a no encajar, a que no nos den “me gustas”, a no seguir el protocolo. ¡A la mierda el protocolo y lo políticamente correcto!

            7.- Ayudemos a desvelar a las mujeres, tan listas y tan guapas, a que no les corten el clítoris, ni las neuronas (ni su suegra ni su madre ni el patriarcado asqueroso que ha vuelto a estas también rancias, verdugos, amargadas…); a que cada pueblo se quede donde le dé la gana vivir, dotar de recursos y no que tengan que irse al Polo Norte (hoy en deshielo a propósito de los tan supuestamente preocupados por el cambio climático, a los que importa un bledo todo eso en realidad mientras pagan las campañas de “los ecologistas”). ¡Ni un hombre haciendo bañar en pleno siglo XXI en nuestros ríos, como muertas flotantes a “su mujer” con todos los trapos negros habidos y por haber encima! ¡El vacío para tanto destructor…!

            8.- No seas chulo ni te lo hagas: hay por lo menos cuatro capas de personas:

a): los que hablan en un nivel de sentimientos (que usa el poder para volvernos leles y confundir el patio) y/o de simplezas: “los derechos humanos están guay, la contaminación y la guerra son malísimas”, etc.

b): los que saben con información en la mano, estudios, accesos, etc. de las cosas.

c): los políticos y agentes del mal en general a sueldo del poder (que para nada representan al pueblo y a los que les importa un colín el voto en realidad)

d): el poder, que paga, expande fakes pa dar y tomar, tiene pillado de los huevos el plan A B C y a todo el abecedario, incluso a los antidroga de su plan droga, a los activistas contra supuestamente sus actividades, a las oenegés que merecen capitulón aparte, a los chicos buenos antilobby de sus lobbys, a las greta thunberg de turno (dicen…), y, por supuesto, a toda la gusanera…

Repasa tus pretendidos conocimientos y no te las des de listo, utiliza tu tiempo para hacerte persona, formarte de verdad, saber de verdad. ¿Cuesta? No, lo que cuesta es esa facilidad aparente que te destruye. No es verdad que esos tíos que pagan todo eso siquiera vayan ganando… No hay determinismo. Ni probablemente plan… ¡Quizá es que están empezando a estar en la mierda, su mierda…! Pero ojo: Aún el enemigo es poderoso.

En fin… evalúa si eres un experto en tal o tal cosa o si, francamente te utilizan; si tu cuñado te echa unas trolas inmensas y te merece seguirle aguantando la mentira de cómo se ha hecho con el chalé y el coche último modelón, y si no es que has perdido ya mucho tiempo creyendo que te va a ir bien en el bingo y con las apuestas del Estado, con creer que sabes algo de la guerra de Ucrania, o del Covid porque te hayas chupado una sobredosis de don Simón…

            9.- Es una rotunda mentira que vayas a tener “soberanía alimentaria” y que sea la solución regresar a las cuevas, a los pueblos vaciados (que por algo se vaciaron…) al campo yermo sin una línea telefónica, ni agua potable, ni médico o maestro, con un alcalde de Vox prontito más que tarde…, sin acceso al mercado con tu bici siquiera, mucho menos con tu coche destartalado que ya no podrá acceder al pueblo por viejo y por la carestía o falta de gasolina; con el burro que se te resbala como poco ya que han asfaltado y matado los caminos, cortado la senda natural, la línea de tierra fértil…; con tu pena a tirar a la escopeta (que te impedirán adquirir de todas formas) a codornices o palomas que hablan en su Hollywood inventado con el que nos han achicado la masa gris, con tu imposibilidad de matar al cerdo que es ese simpático valiente Babe, con ese ¡cuidado con comer el pulpo tan dotado cerebralmente!, con la toxicidad de los fertilizantes, antiplagas y otros químicos, con la tierra seca, con la posibilidad de que te marque el FMI que ni plantes una lechuga, ni trigo, porque solo puedes plantar María a ver si todos lo flipamos…

Y por supuesto, que no podrás vender los quesos y elaboraciones en el pueblo porque solo dan pase sanitario a los fachas y pelotas de turno que siempre comulgan con las autoridades… O por lo que pasó en Francia que nos lleva siglos de historia en avanzadilla. Chalecos amarillos que también habrán topado, supongo… 

Ten en cuenta: Las comunas y el reduccionismo está muy bien para un grupito enrollado mientras se aguante el personal, como los cohousing y demás, poca gente, gente maja… No es una solución de futuro para nuestros hijos y nietos que necesitan estar alfabetizados y con las herramientas necesarias para el mundo que viene, seguir yendo a la Universidad: la que seamos capaces de levantar de nuevo (pues las que existen están de pena o de privados para dar falsos títulos a falsos preparados). Alfabetizados, sí, lo que no quiere decir alfabetizados en el hijoputismo, que es otra cosa, la cosa a eliminar…

Recordemos que mientras nosotros miramos las estrellitas, ellos las estudian, que la ciencia avanza, que la ciencia… No la que impone su dictadura, pero sí la ciencia con mayúsculas y la tecnología para el progreso de la humanidad, con mejoras para todos, sin explotación del hombre por el hombre, con una Internacional como mandan los cánones…

Recordemos que siempre se intentó poner puertas al campo y que el género humano tira palante… Recordemos que los nacionalismos, las fronteras, los cotos privados, los conventos… son para cagarse dentro… Que son esos caldos de cultivo para cortar tu libertad, tu amplitud de miras, incubadoras de achicamiento personal, de ritos paralizantes, de atenerte a tender las bragas donde todos y tenerte que poner la de la vecina, sin ganas, sin fuerzas para protestar, sin poder salir ya de la trampa… porque sencillamente te habrás quedado atrás oyendo al brujo de turno perorar…

Es muy recomendable el tierno documental sobre los últimos hippies Dream Songs y fijarse en las escena de cuando van al museo. Obviamente ese museo es una gilipollez fisna y un mausoleo sin chicha ni limoná, como tantos… Pero ellos ya no saben ni cómo se mea en el nuevo mundo… Es la realidad… Ni han sido capaces de crear otro mejor: es mentira…

La especie no sobrevivió ni evolucionó haciéndose un redil de cuatro, sino saliendo de su redil. Confundir modos alternativos válidos para una minoría o mil minorías, no es de lo que se habla. Hay que saber de qué se habla… Y, por cierto, el relativismo es otro reduccionismo que les viene muy bien… Imposible de abrir diálogo (¡ay método dialéctico, tan necesario hoy!) con cerraduras de cabezas…

            10.- No sigas a bravucones y falsos líderes cantores de progresía pero que tienen la herencia de sus abuelos o papis (franquistas, “nobles” de cualquier país, dictadores, sanguinarios, piratas o agentes de “la Coca-Cola”) como caminos de retorno cuando se cansan del hippismo y lo demás… Y en su madurez: ala, a vivir de las rentas, codeándose con Vargas Llosa y a hacerse perdonar los pecados revolucionarios de juventud. O peor: vivir como un cura con dos campanarios y predicar como un franciscano o podemita populista no sé qué pregón de la montaña para ingenuos… No les pases por la izquierda que les pisas un callo. Por eso les conocerás.

            11.- En definitiva (I): corta con la falsaria, vacía tu taza llena de veneno y disponte a la verdad:

a): los reyes magos eran tus papis, a esos papis los mató el transhumanismo, las mentiras, la quema de brujas y demás, que ya reina entre nosotros desde Adán y Eva, no es ninguna novedad.

b): los demás reyes son un bluf y reinan porque nos da la gana y les toleramos sus bobadas, hasta que nos plantemos de pasarles la pensión.

c): reivindicar es un brindis al sol pues los que ves ahí son como los de antes del 18 Brumario, es decir, unos huevones calentando el escaño-abrevadero a tanto (de millones) el mes entre unas cosas y otras comisiones… así que: al pueblo lo que es del pueblo, que es lo constitucional, ¿no?

            12.- En definitiva (II): aléjate ya del Tsunami y trabaja alternativas que: no te aburran, no te encojan, no te arruinen… Hay método fuera de tanta locura, hay gente interesante y cuando te quites sus burguers mierdosas de tu dieta, entenderás que hay vida sin ellos y sus opios, y es la que merece la pena y te corresponde. ¡Plántate, muévete, dales la patada…!

Aprovecha el verano. ¡Salud y República!

(Continuará…)

*Enriqueta de la Cruz, periodista, escritora