Abortado el intento del PP de enseñar a los niños de 12 años a jugar al póker


“El PP ‘aguirrista’ vio peligroso el contenido de los titiriteros y aquí estamos en la misma situación”

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha decidido cancelar la actividad Partida de póker para jóvenes, programada por la Casa de la Juventud y que iba a celebrarse el próximo día 25, por la “polémica que se ha generado en torno a la misma”, según han anunciado en un comunicado oficial.

La actividad, dedicada a jóvenes a partir de los 12 años, ha sido objeto de numerosas críticas ya que podría promover la ludopatía al tratarse de uno de los juegos de apuesta por antonomasia. Sin embargo, según matiza el Ayuntamiento, “el objetivo era el de promover una forma sana de jugar, tratando de inculcar que no es necesario apostar dinero para pasarlo bien”.

Ya no habrá partida, pero aseguran, que estaba previsto que contara con “la supervisión de los técnicos municipales” y habrían transmitido valores de juego sano en una charla previa al juego.

Asimismo, han indicado que al igual que ocurre con el resto de actividades que promueve la Concejalía de Juventud, “sería necesaria la autorización paterna”, por lo que “los padres siempre son los que tienen la decisión de si su hijo participa o no”.

La partida de póker se ofertaba junto a otras actividades tales como el Risk, Catán, FiFa, o ajedrez (unas 35 en total). En este sentido, añaden que “también pueden ser objeto de apuestas” hasta “un partido de fútbol”:

Para dar carpetazo al asunto, el comunicado asevera que “la Casa de la Juventud pretende siempre ofrecer alternativas de ocio y entretenimiento sanos y libres de abuso” de modo que “los jóvenes puedan divertirse y entretenerse sin necesidad de acudir a recursos que les puedan perjudicar o generar adicciones”.

Contenidos peligrosos para los niños: titiriteros no, pero juegos adictivos sí

El concejal de Boadilla y portavoz de Alternativa por Boadilla, Ángel Galindo ha mantenido en declaraciones a ELPLURAL.COM que “son hechos muy graves” y cree que “alguien tiene que asumir responsabilidades políticas”. Galindo destaca el doble rasero del “PP del Oeste aguirrista” porque al igual que los populares denunciaron la “falta de supervisión de los contenidos y que la obra no fuera la más adecuada para el público infantil” en el caso de los titiriteros, “aquí es evidente que estamos ante la misma situación y nadie asume ninguna responsabilidad”. “Si este es el ocio que propone el PP, es algo muy peligroso, por lo que exigimos la dimisión del concejal y que el alcalde pida perdón”.

Y es que, el portavoz de Alternativa por Boadilla hace especial hincapié en que el alcalde, Antonio González Terol, quien también es diputado en el Congreso, “o no está en Boadilla o lo que es peor, consiente lo que ha pasado”. En este sentido, tal y como podemos observar en el folleto, parece que la partida de póker contaba con el beneplácito de González Terol.

 

“El pasado 30 de enero estuvo el juez Calatayud y, en su conferencia, habló de las adicciones de los jóvenes e incluyó el juego entre ellas. El alcalde estaba a su lado y aplaudía todo lo que decía”, ha aseverado Galindo, quien ha añadido que “me gustaría saber si el juez daría el visto bueno a este programa”.