La joven acusada por los tuits de Carrero se sienta en el banquillo el 22 de marzo


Su defensa destaca que la doctrina establecida en el juicio contra Strawberry puede perjudicar el caso de Cassandra

La tuitera Cassandra, acusada ante la Audiencia Nacional por sus mensajes en redes sobre el asesinato de Carrero Blanco

La tuitera Cassandra, acusada ante la Audiencia Nacional por sus mensajes en redes sobre el asesinato de Carrero blanco, ya tiene fecha de juicio el próximo miércoles 22 de marzo ante la sección cuarta de la Audiencia Nacional.

“Cassandra está nerviosa, y con bastante incertidumbre, pero confiamos en que todo saldrá bien aunque la sección que le ha tocado es realmente dura y no sabemos qué resultados podemos conseguir”, afirma el despacho BGD Abogados, que ha dado estas declaraciones en exclusiva a Público.

Esta firma de abogados accedió a finales del mes de febrero a llevar de forma gratuita la defensa de la joven Cassandra, estudiante de historia de 21 años de edad, cuando su abogado de oficio se declaró, de forma expresa, admirador de la figura del almirante franquista. “Ha sido muy duro para ella todo esto proceso y poco a poco estamos llegando al final”.

Hace dos semanas, Cassandra se vio obligada a solicitar el aplazamiento de la vista, dada la actitud de su abogado de oficio que le dejó desamparada tanto en la toma de la declaración, como con su planteamiento de la defensa. El letrado de oficio defendía que la joven sufría enajenación mental y tenía que ser sometida un examen pericial psiquiátrico. En palabras de Cassandra, afirmaba a Público que “ha sido una ofensa muy grave” para ella al intentar “usar su condición transgénero, para argumentar una posible alteración mental”.

El peso de la doctrina Strawberry

El delito por el que la joven ha sido condenada, humillación a las víctimas del terrorismo, le llegó a través de una carta certificada a principios del mes de enero de 2017. La Fiscalía pedía para la joven murciana dos años y seis meses de cárcel, tres años de libertad vigilada y ocho y medio de inhabilitación absoluta para cargos públicos.

Cassandra declaraba la frustración que sentía al conocer esta sentencia, ya que su sueño ha sido siempre dedicarse al mundo de la enseñanza. Una tarea que quería iniciar al finalizar su carrera universitaria.

Ante el conocimiento de la fecha del juicio, la preparación de la defensa de Cassandra ha debido variarse, a causa del precedente que ha creado el Tribunal Supremo con la doctrina establecida en el juicio en contra del cantante César Strawberry, miembro del grupo Def con Dos.

Cuando la Audiencia Nacional absolvió al cantante del delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación de las víctimas por el que había sido acusado anteriormente, el Tribunal Supremo revocó el criterio de la sentencia de la Audiencia Nacional, desestimando que fuera necesaria intención alguna a la hora de realizar ese tipo de manifestaciones de forma pública. Esto es, el Tribunal Supremo, dijo que daba igual el tono, o el humor, el delito se cometía con la mera publicación. Strawberry sería condenado por el Supremo a un año de cárcel por los comentarios que publicó en Twitter, entre noviembre de 2013 y enero de 2014.

BGD Abogados destaca a Público que esta doctrina perjudica gravemente el caso de Cassandra. “No importa ya si había o no intención de ofender. El mensaje afecta por sí mismo por su contenido y no se toma en cuenta el comentario en clave de humor, a todas luces la doctrina establecida por la sala segunda atenta de forma directa a la libertad de expresión, y es una cuestión que debería estar vigilada de cerca por la justicia europea”.

Sobre el resultado del próximo miércoles, BGD Abogados afirma que “hace tres meses, con la doctrina anterior, el caso de Cassandra, tenía una línea de defensa clara, pero al revocarse ésta por el Tribunal Supremo la situación es totalmente distinta”.

A la espera de ultimar detalles, BGD abogados expresa su preocupación sobre la aplicación de esta doctrina por la Audiencia Nacional cuyo ejemplo más reciente lo tenemos con la sentencia a Valtonyc.

El abogado destaca que el mensaje de Cassandra en redes sociales “responde a una publicación jocosa, o humorística, en el que ejerce su derecho a la libertad de expresión, sin pretender humillar o menospreciar a nadie”. Por ello destaca que “la conducta de Cassandra, no entra en momento alguno dentro del tipo penal que responde al delito de humillación a las víctimas”, que fue reformado en el Código Penal en el año 2000 con la introducción de un nuevo artículo, el 578.

“En aquella etapa aún no existían las publicaciones masivas propiciadas por las redes sociales, por lo tanto el tipo penal no preveía este tipo de escenarios, lo que ha provocado que estas conductas se entiendan como susceptibles de representar un delito de humillación a las víctimas del terrorismo”.

La nula intención de ofender a las víctimas

La joven ya destacaba indignada a Público, el pasado 10 de enero, la nula intención de hacer daño a las víctimas del terrorismo con aquellos mensajes. “Yo no quería hacer daño a nadie. Es un tipo de humor negro que hago sin maldad y para mis seguidores en las redes”.

Su primer mensaje quedaba fechado en el auto de la Fiscalía el 29 de noviembre de 2013, cuando Cassandra acababa de cumplir la mayoría de edad. Inofensivos, vacíos de contenido, o de intención para generar daño alguno en las víctimas, y repetidos la mayoría de ellos a lo largo y ancho de la historia de los medios decomunicación, la Fiscalía pretende imputar a Cassandra el delito de humillación a las víctimas expresiones más que consentidas por la sociedad española, tales como: “ETA impulsó una política contra los coches oficiales combinada con un programa espacial”. A esta le siguieron “Película ‘A tres metros sobre el cielo’. Producción ETA Films”. “Kissinger le regaló a Carrero Banco un trozo de la luna, ETA le pagó un viaje a ella”. Los mensajes son muy espaciados en el tiempo y hay casi un año de distancia entre unos y otros. “Elecciones el día del aniversario del viaje espacial de Carrero Blanco. Interesante”, redactaba el 4 septiembre de 2015.

Público

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s