Ultimátum de Ford a la huelga de Castellón Automotive


La multinacional estadounidense asegura que rescindirá su contrato con la empresa torrejonera si los trabajadores no retoman la actividad laboral antes del viernes

El contrato de Ford con Castellón Automotive (o CSA) podría tener los días contados. La multinacional estadounidense fabricante de automóviles, principal cliente de la firma de componentes torrejonera, ha anunciado que suspenderá los pedidos el próximo viernes día 24 de marzo en caso de que los trabajadores no detengan la huelga que iniciaron el lunes de la semana pasada. En el aire, más de 200 puestos de trabajo y otro centenar de manera indirecta, según CSA.

La llave para convencer a Ford de que continúe ligada a CSA podría tenerla el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Los trabajadores de Castellón Automotive van a mantener este miércoles una reunión con el departamento del que es titular Luis de Guindos con el fin de que medie en el conflicto. Esta semana, por lo tanto, es clave para esclarecer el futuro de la compañía torrejonera que, tras varias reuniones, ha conseguido involucrar también a los diferentes grupos políticos, tanto en el municipio como en la Asamblea de Madrid.

El Grupo Parlamentario Socialista recibió, la semana pasada, a los trabajadores de CSA y se comprometió a redactar una declaración institucional que trasladará al resto de partidos. Además, el PSOE preguntará en el pleno de este jueves al Gobierno regional qué pasos piensa dar para ofrecer una solución a la empresa. Al margen de la Asamblea, Castellón Automotive también ha enviado una carta a la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, con el mismo fin: intentar que más de 200 trabajadores no se queden sin empleo antes del verano.

Cadena SER