Ford pacta el ERE temporal para la planta de motores de Valencia


La planta recortará a la mitad su actividad desde julio a abril del año que viene y sus 270 trabajadores pasará de trabajar de dos turnos a solo uno.

Finalmente Ford recurrirá a un ERE temporal ante la pérdida de la producción de los motores de Jaguar y Land Rover que hasta ahora realizaba la planta de motores de su factoría en Almussafes. La medida para reducir la producción temporalmente se prolongará en principio desde el mes de julio a abril del año que viene.

En principio la empresa pretendía recolocar a los afectados en otros puestos en la factoría, aunque finalmente ante la falta de voluntarios se ha buscado otra alternativa.

La productividad de la planta de motores de Ford, cuyos 270 empleados trabajan actualmente a dos turnos, se reducirá al 50 % desde la última semana del próximo mes de junio hasta el 30 de abril de 2018 en virtud de un expediente temporal de empleo (ERTE) acordado hoy entre empresa y sindicatos.

Según ha explicado a EFE el portavoz de UGT-Ford, Carlos Faubel, se trata de un principio de acuerdo, que deberá ser sometido mañana a la aprobación del comité de empresa.

Así, se contempla un día completo de paro en marzo (el día 31), tres días en abril, cuatro en mayo y seis en junio, y será a partir de la última semana de junio cuando los actuales dos turnos se conviertan en uno solo hasta el 30 de abril de 2018.

Los empleados recibirán el 80 % de su salario bruto, incluidos complementos, y el 100 % de las pagas, vacaciones y antigüedad, ha explicado Faubel, quien considera que se ha alcanzado una “buena solución” para mantener la totalidad de los empleos.

Asimismo, ha indicado que de las seis jornadas que los trabajadores adeudan a la empresa -que ya se están recuperando en la planta de vehículos-, tres se posponen a 2018 (se podrán hacer efectivas hasta octubre) y las otras tres serán a cargo de la empresa.

“Esperamos que el lanzamiento del nuevo motor Maverick -de alta cilindrada, para el mercado norteamericano- tenga éxito y podamos recuperar la producción en la planta de motores”, ha concluido Faubel.

Expansión