Encuentran restos humanos en superficie en la tumba de víctimas de la Guerra Civil del PSOE y UGT en el Cementerio de El Carmen


FOSA 53 DONDE SE HAN LOCALIZADO LOS RESTOS EN SUPERFICIE. FOTO. ÚC

Una familiar con tres enterrados en la fosa 53 ha dado parte a la Policía alarmada tras localizar partes de un cráneo, vértebras y dientes / La ARMH confirma que ha llevado a cabo una prospección en la zona y resta importancia a los hallazgos, que según su presidente, forman parte de “reducciones” que no guardan relación con represaliados enterrados allí

Vértebras, costillas con restos de cal viva, cráneos y hasta trozos de dentaduras son los macabros restos con los que el pasado domingo 16 de abril se han encontrado los visitantes de las fosas del cementerio del Carmen de Valladolid, cuando acudían a homenajear a las víctimas del franquismo enterradas en la fosa del PSOE y UGT conocida como de “Pablo Iglesias”, por encontrase en ella una escultura del político socialista.

La fosa 53 presenta parte de su superficie removida y con restos de ramos de flores del homenaje que el pasado día 14 de abril, fecha del 86 aniversario de la proclamación de la II República, se rindió a los represaliados allí enterrados.

Algunos de los restos humanos localizados en la fosa 53.
Algunos de los restos humanos localizados en la fosa 53.

Entre los restos de los ramos de flores, esta misma mañana, aún se podían ver con facilidad algunos restos humanos.

Al comprobar esta situación, una mujer familiar de supuestos enterrados en la indicada fosa, contactó el domingo de forma inmediata con la Policía, que se desplazó hasta la fosa para tomar fotografías e “iniciar una investigación”. No obstante, y en un primer momento, los agentes señalaron que “se trata de una exhumación, no una profanación”, cuyos responsables son “el Ayuntamiento o esos de la memoria histórica”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Julio del Olmo, responsable de la ARMH de Valladolid, ha confirmado a últimoCero que precisamente en esa fosa se ha llevado a cabo una prospección que ha dado como resultado una sorprendente conclusión: “en la fosa 53, dedicada a todas las víctimas de la Guerra Civil, no hay enterramientos, propiamente dichos”.

“Lo que se ha localizado allí son reducciones: restos de esqueletos de personas que no se habían llevado al osario y que fueron enterradas allí por quienes sabían que allí no había más enterramientos. También hemos encontrados reducciones de huesos utilizados por estudiantes de medicina. Se ha podido comprobar porque los huesos estaban serrados de forma precisa. Todo ello lo hemos documentado y enviado restos al Forense, que ha confirmado la hipótesis”, ha explicado Del Olmo, reconociendo que tras haber removido la parte superficial de la fosa, “puede que hayan quedado al aire restos, pero siempre procedentes de esas reducciones que comentaba”.

Sin embargo, toda la zona que rodea esa parcela es, según otras fuentes históricas consultadas, una gran fosa común que se utilizó desde los años 30 para enterrar a indigentes, personas que no podían sufragar un enterramiento, asilados y personas sin familia, etc. En 1936, al comenzar los asesinatos en masa perpetrados por los sublevados franquistas, se comenzaron a usar esta y otras zonas para enterrar los cadáveres de las víctimas, lo que se efectuaba sin utilizar cajas, apilando los cadáveres unos sobre otros y vertiendo cal viva sobre ellos con el fin de optimizar el espacio y poder enterrar a más personas.

La hemeroteca da cuenta de que hace más de 30 años, el alcalde socialista Tomás Rodríguez Bolaños intentó actuar sobre estas fosas. Se realizó una cata en la que estaban presentes muchos familiares de asesinados y paseados, que pudieron ver cómo los restos formaban una especie de muro compactado por la cal viva, sin posibilidad alguna de ser exhumados. Por eso se decidió comprar la parcela, vallarla y adecentarla, colocando un monolito conmemorativo al que más adelante se uniría el ya descrito busto de Pablo Iglesias.

En la fosa 53 es precisamente donde está previsto que se erija un monumento en recuerdo de los represaliados por la dictadura franquista después del trabajo desplegado por la ARMH que ha permitido localizar en los pasillos del cementerio 4 fosas comunes con cientos de restos de represaliados.

Por el momento se ha intervenido en tres de las cuatro fosas y se está a la espera de conocer el resultado definitivo de nuevas prospecciones para decidir si se continúan o no los trabajos.

Ultimo cero

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s