Segovia: El maestro que prometió el mar


La Alhóndiga acoge la exposición en honor a la figura del maestro catalán Antoni Benaiges

Una visitante de la exposición. Tanarro

La Alhóndiga de Segovia acoge la exposición ‘Desenterrando el silencio: Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar’, en honor a la figura de este maestro catalán que en el año 1934 llegaba a una pequeña escuela rural del pueblo burgalés Bañuelos de Bureba y que, a través de la utilización del método pedagógico de Célestin Freinet, incorporó una imprenta metálica al trabajo en las clases, generando una profunda transformación en la teoría y en la práctica educativas al ofrecer a los alumnos una vía para expresarse.

Los alumnos de Benaiges plasmaron sus pensamientos y aprendizajes en diez cuadernos, financiados por familiares y amigos, que publicaron hasta julio de 1936. En los primeros momentos de la Guerra Civil española, se truncó su sueño, cuando el maestro es fusilado y enterrado en una fosa común. En el cuaderno titulado ‘El mar’, por ejemplo, los estudiantes, que nunca habían estado en la costa, expresan cómo se imaginaban el mar a través de la impresión de pensamientos, frases y pequeñas redacciones. Antes de que Benaiges pudiese llevar a sus alumnos a ver el mar de verdad, la contienda civil acabó con su vida, como con la de otros muchos maestros.

La exposición que se va a poder ver en Segovia entre el 21 de abril y el 7 de mayo es una muestra fotográfica que trata de ser un reconocimiento de este maestro referente en la aplicación del método Freinet durante la II República española. Además de fotografías, se verán textos del maestro y redacciones de los alumnos editadas en la escuela, revistas educativas de época, diarios locales y fondos archivísticos. Todos han sido recopilados por Sergi Bernal, comisario de la exposición, investigador y fotógrafo profesional que conoció la historia de Benaiges cuando tomaba imágenes de la exhumación de la fosa común de La Pedraja, en Burgos, en el año 2010.