Ascensión Mendieta halla por fin a su padre


Identifican los restos de Timoteo Mendieta entre los exhumados en Guadalajara

Ascensión Mendieta, en una imagen de archivo. EFE/Pepe Zamora

Por fin. Ascensión Mendieta, después de una larga lucha, ha encontrado a su padre.El juzgado de Guadalajara ha recibido del laboratorio la confirmación de que uno de los cuerpos exhumados en el cementerio de Guadalajara es el de Timoteo Mendieta, padre de Ascensión Mendieta, represaliado del franquismo y primer caso de la ‘querella argentina’ contra los crímenes del franquismo.

Los últimos meses han sido especialmente duros para Ascensión. En una reciente entrevista a Público Mendieta explicaba lo dura que ha sido  la búsqueda y que hoy culmina: “Tengo muchas ganas e ilusión. Quiero dar entierro digno a mi padre y que me entierren con él. Es lo único que pido”, señalaba en mayo a este diario.

Ha sido al segundo intento. El mes pasado la ARMH reanudó los trabajos de exhumación que ya se iniciaron de forma infructuosa hace un año.

Esta vez ha sido la buena. Los trabajos exhumación en la fosa número 1 acabaron el pasado 28 de mayo y la Asociación preveía tener los resultados del laboratorio Lab Genetics en el plazo aproximado de mes y medio.

Los resultados han confirmado que son los restos del padre de Ascensión Mendieta, la mujer que cumplió 88 años viajando en un avión a Argentina para pedir ayuda a la jueza Servini, que fue quien ordenó, a través del principio de justicia universal, la exhumación de la fosa.

En declaraciones a Efe la nieta de Timoteo e hija de Ascensión, Chon Vargas, ha señalado que han recibido la noticia “con gran alegría” aunque todavía no han tenido tiempo de comunicarlo a su madre, que en su día dijo que su aspiración era enterrarlo.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que ha llevado a cabo las exhumaciones sin ayudas públicas, hizo una primera exhumación en enero de 2016 que finalmente no dio con los restos de Timoteo.

El cuerpo de Timoteo Mendieta fue enterrado el 16 de noviembre de 1939, un día después de su asesinato, y aunque los libros del cementerio lo ubicaban en la fosa 2, finalmente ha sido encontrado en la fosa número 1, según ha informado la ARMH.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica quiere agradecer y reconocer “el tesón de Ascensión Mendieta, su valentía, su gran ejemplo de amor por su padre y su enorme esfuerzo en la lucha por los derechos humanos, en un país en el que ningún Gobierno de la democracia ha hecho nada por ayudarla”.

Este empeño por encontrar los restos de su padre permitirá a otras 27 familias identificar a sus seres queridos, como resultado de las dos exhumaciones llevadas a cabo en su búsqueda.

Público