Los 10 antifascistas de Zaragoza no irán a la cárcel tras llegar a un acuerdo


Los 10 de Zaragoza no irán a la cárcel tras acordar penas de menos de 2 años de prisión y el pago de multas

Concentración este martes 17 de octubre en la Ciudad de la Justicia de Zaragoza ZARAGOZA

Son una decena de jóvenes antifascistas detenidos por protestar, en febrero de 2015, contra la celebración de un concierto de ideología neonazi. La Fiscalía pedía ocho años de prisión: “El hecho de que solicite inicialmente peticiones tan altas condiciona la decisión de aceptar o no acuerdos”

Este martes, 17 de octubre, ha comenzado (y terminado) el juicio contra ocho de los conocidos como “ 10 de Zaragoza”. Estos, finalmente, no irán a la cárcel tras alcanzar un acuerdo que rebaja las penas a menos de dos años de prisión y el pago de multas, frente a los ocho años que inicialmente solicitaba el Ministerio Fiscal

Los 10 de Zaragoza son una decena de jóvenes antifascistas detenidos por protestar, en febrero de 2015, contra la celebración de un  concierto de ideología neonazi (promovido por Hogar Social Zaragoza) en la capital aragonesa. Los dos que no han sido juzgados este martes, ya fueron sentenciados por estos mismos hechos: uno fue absuelto y el otro tuvo que cumplir un castigo de trabajos a la comunidad.

Desde la asamblea Absolución 10 de Zaragoza, valoran el resultado como agridulce y un “mal menor”. Sin duda, explican, “el hecho de que la fiscalía solicite inicialmente peticiones tan altas condiciona la decisión de aceptar o no acuerdos, ya que infunde miedo al elevar el riesgo de entrada en prisión”.

En un comunicado hecho público recientemente, agradecen “las incontables muestras de apoyo recibidas. Desde las aportaciones voluntarias de dinero para costear la campaña, fuesen grandes o pequeñas, pasando por la colaboración en la realización de actos, la asistencia a las movilizaciones, y un largo etcétera”.

Dan las gracias también “a todo el movimiento antifascista, tanto de Zaragoza como del Estado español, por su solidaridad con el caso. Y a todos los ciudadanos y ciudadanas que, sin autodenominarse como antifascistas, han estado a nuestro lado porque quieren una sociedad sin racismo ni xenofobia y sin que los grupos fascistas campen a sus anchas y se desarrollen con impunidad en nuestra sociedad”.

El diario